,

Una hermana

No sé cómo despedirme de ti. No estoy preparada. Ha sido tan dura la pérdida de nuestro hermano que, ahora, tengo que hacer hueco en mi dañado corazón para decirte adios a ti también.

Cómo duele, Ine, cómo duele. Cuando lloro no sé si es por ti o por Eloy, o si ya soy capaz de llorar por los dos al mismo tiempo. En el día de hoy, en el que se cumplen tres años que se fue mama, me despido de ti en la blogosfera. Este rincón se ha hecho esencial para mi bienestar mental y aquí te quiero dejar mi homenaje.

Ese maldito Ela te fue arrancando la vida hace dos años y medio. Por desgracia, tú fuiste consciente de todo. Tú, una mujer de armas tomar, ibas perdiendo tus habilidades poco a poco. Primero fue el habla y luego tus piernas, tus manos empezaron a fallar pero te duraron lo suficiente para saber utilizarlas para comunicarte con nosotros con whatsapp. Esos mensajes de Buenos días eran diarios pero un día dejaron de llegar. Ese día también perdiste la movilidad de las manos. Después vino el no poder comer, el riesgo de una aspiración era enorme y tú te enfadaste, mucho, tu genio seguía ahí. ¡Maldita sea! Las lágrimas y el llanto fueron tus compañeros, luego encontraste la paz de refugiarte en Dios. Quiero olvidar todo esto, quiero olvidarlo.

Quiero a esa Inés que me regañaba porque no sabía coser o porque sacaba malas notas, esa Inés que me daba todo lo que tenía, esa hermana, esa tía que siempre le sacaba jamoncillo a su sobrino pequeño o que preparaba lo que su marido sacaba de la huerta para repartirlo entre todos, esa Inés que le dio a Rodrigo su primera rodaja de sandia mientras todos celebrabamos que tu hijo había aprobado la oposición. Nunca olvidaré las tartas que siempre me hacías en mi cumpleaños. Ahora se amontonan los recuerdos en mi mente. ¡Cómo duele, hermana! ¡Cómo duele!

Ahora te das cuenta de que las broncas y enfados no nos han servido para nada, que al final todos vamos al mismo sitio y que allí nos encontraremos. Te has ido por la puerta grande, te esperaba la gente que siempre has querido y, ¡oh, sorpresa! también te esperaba tu hermano, no sabías que te esperaría, no quisimos decírtelo para que tu enfermedad no se cebara más en ti aprovechando el dolor del alma pero allí estaba, con los brazos abiertos para abrazarte y tú ya has oído su voz, esa suerte que tienes.

Aquí dejas un marido desconsolado, un hijo que tiene que llorar pero que tiene un pequeñín, que a ti te ha dado la vida durante seis meses, por el que luchar y una nuera que ha estado siempre a tu lado. Dejas hermanos y dejas sobrinos destrozados. Nos queda la esperanza y la seguridad de que un día volveremos a estar juntos, nos volveremos a abrazar y seremos felices.

Hasta siempre, hermana. Espéranos y, mientras, cuida de nosotros. Ahora sois más así que… Rodrigo dice que la estrella en que estáis debe ser muy grande porque ya estáis muchos. Que brille siempre esa estrella para él, para nosotros.

Te quiero hermana, descansa en paz.

 

Inés

Inés


Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

14 comentarios
  1. Julia Salcedo Merino
    Julia Salcedo Merino Dice:

    Que momentos tan difíciles nos toca a veces, pasar en la vida.La resiléncia es lo único que nos queda.Un abrazo fuerte Eva. Buenas noches

    Responder
  2. Concha
    Concha Dice:

    Ay Eva! Cuánto lo siento!! Que cruel puede ser la vida a veces. Vive por ellos!! Cómete la vida!! 1000 besos.

    Responder
  3. Mari Carmen
    Mari Carmen Dice:

    Muy hermoso mensaje, Siento mucho esta nueva pérdida, que el Señor la acoja en su Santa Gloria, un fuerte abrazo.

    Responder
  4. Silvia
    Silvia Dice:

    La vida te dio 2 fuertes golpes en poco tiempo, ojalá tengas fortaleza y que dentro del dolor logres encontrar paz. Date permiso de extrañar, de enojarte…. de sentir. Te envío un abrazo.

    Responder
  5. Juli Jaime.
    Juli Jaime. Dice:

    Impresionante las palabras a tus herman@s Eva,he llorado,solo decirte que el dolor pasará ,pero el amor hacía ellos nunca dejara de existir,y el de ellos hacia nosotros,confía en nuestro Padre ,El jamas nos abandona.Un abrazo y mi oración.

    Responder
  6. Carmen (@chef964)
    Carmen (@chef964) Dice:

    Lo siento muchísimo. Ellos se van, el dolor queda y tristemente aprendemos a vivir con él. Lo único bueno es que su presencia está con nosotros a diario, en un gesto, un olor, un sonido, una risa… en cualquier cosa que nos traiga su recuerdo de nuevo.
    Un abrazo y mucho ánimo

    Responder
  7. Bur
    Bur Dice:

    Cuando mires al cielo y veas su estrella mándale un beso y dile que tiene compañia, mucha y buena compañía. Un sentido abrazo <3

    Responder
  8. Esperanza Prieto
    Esperanza Prieto Dice:

    Cuánto dolor en tan poco tiempo. Te queda el recuerdo tan precioso de tus hermanos y la seguridad de q, allí donde están, están mejor. Confía en que están más cerca de ti. Un abrazo fuerte,
    Esperanza

    Responder