Un grito de amor desde el centro del mundo.

Dos jóvenes japoneses se conocen en el instituto, tras la amistad inicial surge el amor, un emor enorme, un amor inmortal que durará más allá de la muerte. Ella muere, él se ha queda sumido en las tinieblas del dolor.

“Un grito de amor desde el centro del mundo” es una novelita a la que ya le había echado el ojo en su momento, luego lo ví en numerosos blogs literarios. Lo adquirí sin pensármelo aprovechando su edición en bolsillo hace unos meses.

¡Qué decepción! reconozco que me dejé llevar por el boom del libro y por el hecho de que no leo demasiada novela japonesa. Me equivoqué. No es literatura escrita para mí. Admito que puede gustar a otras personas, quizás sobre todo a adolescentes, pero no es mi estilo en absoluto. Intentaré ser más estricta a la hora de escoger mis lecturas en lo sucesivo.

Una novela sencilla, sin florituras, sin adornos ni parafernalia. Una historia de amor de las de toda la vida, un “west side story” o un “love story” actual, llevado a nuestros días, por tanto nada original, sin excesivo valor literario. En fin, que no me ha gustado nada ¡menos mal que es corta!