, ,

Los Últimos Días del Imperio Celeste

Los Últimos Días del Imperio Celeste, de David Yagüe

Los últimos días del Imperio Celeste, de David Yagüe, nos lleva hasta la lejana China, en 1900. Allí hay muchos extranjeros y en algunos sitios, como Pekín, tienen su propio barrio. Unos son miembros de las delegaciones, otros son misioneros que enseñan el cristianismo a los chinos, otros sólo quieren tener riquezas y ganarlas de cualquier manera pero, en aquella época en que todos estaban tranquilos y aspiraban a algo, aparecieron los bóxers.

Estos sangrientos personajes, surgidos del campesinado, estaban en contra de la influencia foránea, daba igual que hablaran de política, de religión o de comercio. Eran un grupo que se inició en el norte de China y que se fue extendiendo por otros lugares del país aprovechando que la emperatriz les dio su apoyo dictando varias leyes a favor de estos para conseguir que desapareciera la presencia extranjera. Así los bóxers, que se hacían llamar también «los puños rectos y armoniosos», centraron sus ataques contra los misioneros y los chinos convertidos al catolicismo, a los que llamaban «cristianos de arroz», cometiendo auténticas atrocidades. Este enfrentamiento sin cuartel implicó a varios países como es el caso de Japón, Alemania, Rusia, Francia, Estados Unidos o Gran Bretaña.

Los Últimos Días del Imperio Celeste, de David YagüeDavid Yagüe nos lleva a tres escenarios: Pekín con sus delegaciones, la Ciudad Prohibida y la misión de Piung Fu.

En el barrio de las delegaciones conoceremos a Ramón Álvarez, español veterano de la Guerra de Filipinas, que junto a un compañero de batallas intentará comenzar una nueva vida lejos de España. Busca aprovechar las oportunidades que parece que este país le ofrece aunque pronto se verá metido en una aventura que apenas le dejará respirar, llena de riesgos y donde su vida correrá un grave peligro.

Por otro lado, en una pequeña aldea, Piung Fu, encontramos una misión que trabaja con adictos al opio, adicción que los bóxers afirman ser producto de la presencia de extranjeros en el país. James Liddle trabaja allí junto a su esposa y su pequeño hijo. James es de alta familia pero su esposa no, siendo la negación por parte de la familia de James de que este contrajera matrimonio con una persona de clase inferior fue el motivo de expulsión de sus raíces y, junto a su esposa, marchan primero a África y después a China. En Ping Fu trabajan codo con codo con el Padre Marcus, donde además encontramos muchos cristianos de arroz. Los miembros de esta comunidad a la que pertenecen James y Sarah empiezan a notar que la situación ha cambiado y que incluso sus vecinos no les miran con buenos ojos. Parece todo tan increíble que es imposible de asimilar hasta que se encuentran con lo peor.

En la Corte Imperial, en la Ciudad Prohibida, el príncipe Tuan libera de la cárcel a un antiguo mandarín que cumplía condena por traicionar al imperio, admitiendo la presencia extranjera en el país y por sus ideas reformistas. Ahora está libre pero tiene que cumplir una misión: recuperar el dragón de oro y jade que fue robado al imperio. Se verá obligado a hacerlo a pesar de sus ideas, porque la recompensa es la libertad y el castigo por no conseguirlo es el asesinato de su familia. El príncipe Tuan es extremadamente cruel y su amenaza es totalmente real. En su búsqueda irá acompañado por un diablo nacido del fuego, un bóxer despiadado que le hará de guardaespaldas o de verdugo.

 

…me he encontrado con una novela de aventuras fabulosa, con una lección de historia magnífica y con un autor, del que no conocía su obra, fabuloso.

 

Los últimos días del Imperio Celeste es una novela que me ha sorprendido mucho y bien. Conozco a David desde hace un par de años pero nunca me dio por leer su obra. Tengo tanto pendiente que, ya se sabe, lo de fuera primero, lo de casa lo último, y lo lamento porque me he encontrado con una novela de aventuras fabulosa, con una lección de historia magnífica y con un autor, del que no conocía su obra, fabuloso.

Es una novela que, aunque tenga ya tres años, aún podéis encontrar en las librerías y os la recomiendo porque no os vais a aburrir en absoluto. Os veréis metidos en la trama desde el primer segundo y recibiréis una lección de historia magistral sin caer en el aburrimiento.

 

David Yagüe David Yagüe. Periodista y consultor de comunicación. Ha ejercido el periodismo en radio e Internet (Cadena Ser, radios locales,…) hasta llegar a su actual trabajo como periodista en el diario 20 Minutos. Trabajó en el área de comunicación en varias editoriales, blogs y programas de radio. Ha sido finalista del concurso de relatos Círculo Rojo (2009). Los últimos días del Imperio celeste es su segunda Novela tras el thriller Bravo Tango Siete. El contratista’ (2011).

FICHA TÉCNICA
Portada Título Los Últimos Días del Imperio Celeste
Autor David Yagüe
Editorial Roca Editorial
Páginas 384
Año de edición 2014
Precio 18,90€ Cartoné / 6,99€ eBook
ISBN 978-84-9918-715-0


Fuente de la imagen de David Yagüe: Facebook del autor.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios
  1. Carmina
    Carmina Dice:

    Leí este libro hará unos dos años y entonces con más tiempo del que ahora dispongo lo reseñé. como a ti me pareció una lección de historia magistral y una novela de aventuras que se leía sin darte cuenta, disfrutándola a cada página.

    Responder