, ,

Los señores del tiempo

De todos es conocido que mi afición por Kraken, personaje de las novelas de Eva García Sáenz de Urturi, es manifiesto. Deseando estaba leer la última parte de esta magnífica trilogía y, aunque me temía lo peor para mi personaje preferido, he disfrutado mucho «Los señores del Tiempo».

Estamos en Vitoria, año 2019. Están acaeciendo unos crímenes que se asemejan demasiado a los que aparecen en «Los señores del tiempo», una novela histórica recién sacada a la venta y publicada bajo seudónimo, que está causando furor y es todo un éxito de ventas. Imagínense ustedes, si los crímenes están basados en una novela ambientada en la época medieval, cómo serán estos. Pues sí, no se alejan de lo que Unai se encuentra, crueldad y salvajismo: emparedamientos -ya saben, meter a una persona detrás de una pared y que muera de inanición o de asfixia-, encubamientos -esto es más extraño, meter a una persona en un tonel junto a una serie de animales que le torturaran mientras muere y que yo juraría que era un modo de tortura de los romanos, pero me hagáis mucho caso- y la mosca española, algo así como la viagra del medievo.

Los señores del tiempo, de Eva Gª Saénz de UrturriCuando abramos «Los señores del tiempo», nos encontraremos con dos libros pues, Eva, muy ágilmente, nos irá narrando la novela en que se miran los crímenes actuales. Seremos testigos de cómo la cabeza humana nos puede engañar, o quizás sea la autora la que nos está engañando desde el principio. Personajes oscuros, deshonestos, maquiavélicos, santos y demonios son los que Eva García Sáenz de Urturi nos muestra en la novela que pone fin a la trilogía de la Ciudad Blanca. Pasaremos de la época medieval con señoríos y señores, a la época actual donde, aunque parezca mentira, seguimos «disfrutando» de personas con títulos heredados que siguen siendo dueños y señores.

Esta aventura cambiará para siempre la vida de Unai y la de su familia, parece que el pasado ha llegado para quedarse…

«Los señores del tiempo» es un buen broche final para una trilogía que ha tenido en vilo a muchos lectores. Todos estábamos deseando saber qué iba a pasar con Unai y con su enternecedor abuelo, con su recién estrenada mujer, con su vida y, bueno, todo parece que empieza a ocupar el lugar que le corresponde.

 

«Los señores del tiempo» es un buen broche final para una trilogía que ha tenido en vilo a muchos lectores.

 

Una novela adictiva, épica que te transporta en el tiempo y que, como siempre, es una guía turística espléndida.

Esperando quedo la nueva novela de Eva García Saénz y espero que Unai, vuelva a mi vida en algún momento no muy lejano.

 

 

Eva García Sáenz de Urturi Eva García Sáenz de Urturi (Vitoria) publicó en 2012 su primera novela La saga de los longevos que se convirtió en un fenómeno de ventas y fue traducido al inglés con una gran acogida tanto en Estados Unidos como en Reino Unido. En 2014 vio la luz la segunda entrega de la saga, Los hijos de Adán, y también la novela histórica Pasaje a Tahití. En 2016 publica El silencio de la ciudad blanca, un thriller apasionante ambientado en su ciudad natal, que ha supuesto un gran éxito de crítica y ventas en nuestro país y cuyos derechos de traducción ya han sido vendidos a diferentes países y está en proceso de adaptación cinematográfica. Con El silencio de la ciudad blanca arranca una trilogía de la que Los ritos del agua es la segunda entrega.

Los señores del tiempo es la tercera novela, el desenlace de la Trilogía de la Ciudad Blanca.

FICHA TÉCNICA
Portada Título Los señores del tiempo
Autor Eva García Sáenz de Urturi
Editorial Planeta
Páginas 448
Año de edición 10/2018
Precio 19,50€ Cartoné / 9,99€ eBook
ISBN 978-84-08-19329-6


Fuente de la imagen de Eva García Sáenz de Urturi: planetadelibros.com


Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

8 comentarios