, ,

Entrevista a Víctor Fernández Correas

Entrevista a Víctor Fernández Correas

La entrevista del domingo es para otro gran amigo. Llegó a mi vida en un momento muy feliz así, aunque sea sólo por agradecimiento, debe quedarse en ella. Ahora estamos embarcados en un programa radiofónico on line que dirige él. Sin más preámbulo os dejo con la entrevista realizada a Víctor Fernández Correas.


Querido Víctor, parece que fue ayer cuando comencé a leer La tribu maldita y que acabaría acompañándome en el hospital mientras mi hijo peleaba por venir a este mundo. Fue una lucha cruenta, doy fe de ello, el enano pensaba que la enemiga era yo y así me lo estaba haciendo saber, mientras, tu novela permanecia abierta encima de la cama mientras yo daba paseos y me acercaba a ella mientras ese diminuto permanecía tranquilo durante segundos. Te has hecho rogar hasta que tus lectores hemos vuelto a tener algo tuyo en nuestras manos y, como no, tiene su sitio en este blog. Ahora que celebramos diez años y como estoy convencida de que tú formas parte de este blog, permíteme que te haga unas preguntas.

¿Dónde estabas hace 10 años? ¿nos conocíamos?

Hace diez, todavía no. Me encontraba en plena promoción de primera novela, La conspiración de Yuste. Fue poco después, tres años para ser concretos, cuando nos conocimos.

¿Escribías en 2009?

Sí, ahí andaba, como te he dicho, con un personaje, el emperador Carlos, al que ya considero un viejo amigo.

¿Qué estabas escribiendo hace 10 años?

Ya estaba enfangado en la documentación de lo que sería La tribu maldita, la novela por la que me conociste.

¿Has cambiado de editorial en este tiempo? ¿Y de agente literario?

De editorial, tres veces: La conspiración de Yuste fue editada por La Esfera de los Libros; La tribu maldita, por Temas de Hoy (Planeta); y Se llamaba Manuel, por Versátil Ediciones. En cuanto a agente, las dos primeras se las debo a José Miguel Romaña, que fue la persona que confió en mí y me ayudó a dar mis primeros pasos en el mundo literario. Se llamaba Manuel se publicó gracias a los contactos. Y seguro que te estás preguntando si volveré a tener agente literario. Chi lo sa…

¿En qué ha cambiado el mundo literario en estos años? ¿y tu mundo?

Mentiría que en nada, pero creo que en mucho: ahora se goza de una mayor cercanía con los lectores; y también, gracias a las redes sociales, se puede llegar a cada vez más lectores. Las dificultades para editar son las mismas de siempre, pero asimismo, y gracias a la autopublicación, hay una salida para mantener el contacto con los lectores si no se encuentra acomodo en ninguna editorial.

Y mi mundo, por suerte, sigue siendo el mismo. Y me siento afortunado por ello.

¿Recuerdas algo que pasara en 2009? O quizás algo que te impactara o marcara…

Que una buena mañana de diciembre, creo que fue después del puente, tuve la suerte —y la gozada— de compartir más de tres horas con Emiliano Aguirre, padre de los yacimientos de Atapuerca. Un encuentro que me permitió armar la estructura de lo que sería después La tribu maldita.

¿Qué móvil tenías entonces?

¿Número? El de siempre, ese que tú también tienes. Y modelo, creo que era un LG. O algo así, creo.

¿Tenías menos preocupaciones que ahora o a la inversa?

Más entonces, muchas más. Cuando pasas por momentos complicados en los que tu vida está en juego, te das cuenta de que las cosas que te preocupan realmente son pocas, muy pocas. El resto son accesorias, que se pueden dar mejor o peor, pero lo que realmente importa y te preocupa queda reducido a muy pocas cosas, muy concretas. Y esas son las que te importan de verdad.

¿Te habrías visto hace 10 años tal y como estás ahora y te habrías reconocido?

Difícil pregunta, aunque quiero pensar que sí. Tengo y soy lo que siempre quise tener y ser. Que ya es bastante.

¿Qué planes literarios de futuro tienes?

Estoy terminando de corregir una novela protagonizada por una mujer muy especial, y no sé qué haré con ella, si buscaré editorial o no. Depende. Y también planeo recopilar relatos y las anécdotas históricas que cuento habitualmente en mi muro de Facebook, a petición popular.

¿Algo a corto plazo?

Pues ya veremos, que le dijo un ciego a otro. Vengo de aparecer en la antología Un 4 de febrero, publicada precisamente el día 4 de febrero, junto a otros once autores y autoras; antología en favor de la lucha contra el cáncer infantil que desarrolla la Fundación Aladina. Se puede encontrar en Amazon tanto en formato papel como en ebook. De lo que te he respondido en la anterior respuesta, chi lo sa

Nos volvemos a ver en…

Cuando tú quieras. Ya lo sabes. Tantos en los libros como fuera de ellos.

 

Víctor Fernández Correas Víctor Fernández Correas (Saint-Denis, Francia, 1974) Nació en los alrededores de París, aunque se siente extremeño por tres costados —verato, por simplificar— y conquense por el cuarto. Como periodista, lleva más de quince años contando qué pasa en el sector de las Tecnologías de la Información. Como autor, hasta la fecha ha publicado La tribu maldita (Temas de hoy, 2012) y La conspiración de Yuste (La esfera de los Libros, 2008) y ha participado en la antología Cervantes tiene quien le escriba (Ediciones Traspiés, 2016).

Le interesa especialmente la Historia y es colaborador de la Red de Rutas Europeas del Emperador Carlos V. Aspira a seguir escribiendo sin dejar de divertirse haciéndolo.

 

Reseñas de Víctor Fernández Correas en La Historia en Mis Libros:

La tribu maldita, de Víctor Fernández Correas

Se llamaba Manuel, de Víctor Fernández Correas

 


Fuente de la imagen de Víctor Fernández Correas: autor


Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 comentarios
  1. Loli
    Loli Dice:

    Tuve el placer de conocer a Víctor en un encuentro en Madrid en una pequeña librería donde presentó su último libro, “Se llamaba Manuel”, y debo reconocer que el autor supo vender muy bien su obra, y me dieron unas ganas tremendas de meterme en su historia, aunque no haya tenido oportunidad aún de acercarme a ella. Y también habló de “La tribu maldita”, con sus acercamientos a Atapuerca, y de su colega Carlos. Vamos, que se supo vender y supo vender su obra. Y sobre todo, demostró ser alguien muy cercano, y eso se agradece. Gracias por compartir con nosotros datos de este autor.

    Responder