,

Entrevista a Valerio Massimo Manfredi, autor de “Teutoburgo”

Entrevista a Valerio Massimo Manfredi

Fue por noviembre de 2017 cuando tuvo lugar esta entrevista pero, entre que la transcribia, entre que intentaba dilucidar lo que el autor decía y entre todo lo que ha acontecido en mi vida, lo siento pero no ha sido posible dejarosla aquí antes. Espero que disfrutéis con ella.

La Historia en mis Libros.- Ha estado en anteriores ocasiones en España. ¿Ve usted en nuestro país la huella de lo que Roma hizo aquí, su forma de ser?
Valerio Massimo Manfredi.- Bueno si, claro que España, como Francia, Portugal y otras áreas de Europa tienen una civilización, un cultura, una vida, un concepto del estado, del dinero, del estilo de vida, del progreso, que es cien por cien romano. Y que eso superó todos los componentes sucesivos como las invasiones de diferentes pueblos, incluidos los árabes que en España dejaron muchos trazos culturales, nombres de castillos, de ríos pero el concepto de vida, el político, el filosófico, el económico… es romano y si ha superado una cultura importante como la cultura árabe esto es una prueba de que la raíz romana sigue existiendo. Francia es muy nacionalista pero nunca llegó a los excesos de los alemanes. Cuando le refirieron a Winston Churchill lo que estaban haciendo los alemanes en los campos de exterminio contestó que qué podríamos esperar de un pueblo que no ha sido romanizado.

LHEML.- ¿Por qué en la larga historia del Imperio Romano, eliges Teutoburgo, un fracaso para Roma?
V.M.M.- Porque es un momento crucial de la historia de toda Europa. Es un misterio la razón por la que Augusto no puedo superar este choque. Yo estoy convencido que la enorme inversión de 20 años de campañas militares por la romanización de la Germania… destacamos que Germania la inventaron los romanos, ellos no lo conocían, es que yo creo que esta enorme inversión fue para crear una unión de todas las tierras con Roma. Pensemos que 40 años después de la conquista de la Galia, había 40 senadores galos en el senado de Roma en posiciones de mando, de control político, que alcanzaron niveles altísimos de participación política. Mira al pueblo de España que ha producido a los mas grandes emperadores de Roma, como Trajano, Adriano, Antonino Pío, Marco Aurelio, y filósofos como Séneca, es el momento más espléndido de la cultura del mundo de aquel tiempo. Así que la romanización de Alemania habría creado un mundo muy distinto, un mundo unificado del elemento germano y del elemento latino, habría creado una Unión Europea. No habrían podido existir las invasiones bárbaras porque no podrían haberse invadido a sí mismos.

 

Entrevista a Valerio Massimo Manfredi

Entrevista a Valerio Massimo Manfredi

 

LHEML.- Sin embargo los germanos llegaron hasta la puertas de Roma cuatro siglos después…
V.M.M.- Sí, pero ¿qué lengua hablamos en Italia hoy en día?, ¿cómo es nuestra mentalidad?, ¿prefieres la cocina italiana o la cocina alemana? ¿la elegancia de Italia o la elegancia de Alemania? Es tan evidente que esto es una civilización que nunca, nunca, nunca se ha interrumpido. Te vas a Egipto y ves las pirámides, ¡que maravilla!, ¡fantástico!, ¡enorme!, pero qué hay alrededor de las pirámides, una situación terrible de miseria, de pérdida de identidad. Se ha interrumpido completamente el flujo de la civilización. En otros países donde se ha interrumpido el flujo de la civilización hasta el punto de que tú conoces la memoria pero el presente es totalmente diferente. Pero mira donde la romanización se ha originado y ha sido profunda como en la parte latina de Europa, no hay duda. No hay un siglo, un año, un día en el que no se hayan producido maravillas.

LHEML.- En tu opinión, ¿el culpable de Teutoburgo fue Baro?
V.M.M.- Fue Augusto, tal vez porque yo creo que es inexplicable como pudo enviar a un hombre totalmente incapaz. Yo creo que quería lanzar una señal de normalización enviando a un administrativo y no a un soldado. Ya había enviado a Tiberio y había sido muy duro, así que tal vez Augusto se sentía viejo y no tenía tiempo de atender la lenta romanización. Tiberio y Germánico deberían completar la obra, doloroso pero necesario para terminar.

 

Entrevista a Valerio Massimo Manfredi

Impresionante el lugar de la entrevista, el palco de la Suite Diamond del hotel Palacio de Úbeda.

 

LHEML.- Tiempo después, se dice que Germánico venció a Arminio…
V.M.M.- Sí, es verdad. Se salvó demasiadas veces en muchas batallas, se cubrió de sangre y lo extraño es que en esta misión donde perdieron Arminio no era el que mandaba. Quizás porque había un nuevo jefe local que quería ser otro Arminio, que quería ser el vencedor de un nuevo Teutoburgo y ataca cuando no es tiempo y es cuando Germánico se da cuenta y se va a la parte posterior de su ejército y da la orden de atacar girándose. La legión en campo abierto es invencible. Y al final a Arminio le mataron sus compatriotas.

 

…hoy día nosotros somos mucho peores. Primero, porque no podemos juzgar hechos que tuvieron lugar veinte siglos atrás. La mentalidad es muy diferente…

 

LHEML.- También se dice que la venganza de Roma fue pasear a la mujer de Arminio por Roma como trofeo y que a su hijo le hicieron gladiador y murió. ¿Fue esa la verdadera venganza de Roma?
V.M.M.- Mira, hoy dia nosotros somos mucho peores. Primero, porque no podemos juzgar hechos que tuvieron lugar veinte siglos atrás. La mentalidad es muy diferente y si piensas lo que hicieron los alemanes en la Segunda Guerra Mundial, ¿cómo podemos hacer una sola comparación después de veinte siglos?. Después de Marx, Engels, de los grandes filósofos alemanes, después de veinte siglos de experiencias políticas y económicas, mira lo que hicieron. Estamos hablando de una mujer y de un joven, primero no se sabe porque la parte de historia de Tácito está incompleta, no existe, pero enviaron al hijo de Flavio, su hermano, como rey de los germanos, ellos lo habían pedido. Esto es algo muy frecuente en los romanos, enviar a alguien físicamente similar a ellos pero en el interior es más romano que los romanos. Tiberio prefería siempre moverse con prudencia y diplomacia más que con la guerra. A ningún gran soldado le gusta la guerra, porque la conoce… Germánico quiso pasear a Tusnelda y a su hijo en la gran procesión del triunfo porque era el más grande trofeo y en aquellos tiempos no tenían los medios de comunicación y de propaganda que tenemos nosotros. Necesitaban cosas de gran impacto inmediato.

 

Entrevista a Valerio Massimo Manfredi

A Manfredi nunca le faltan las palabras.

 

LHEML.- ¿Se empezó a perder el respeto y el miedo a Roma con la derrota de Teutoburgo? ¿Ya no era tan invencible como pensaban todos los pueblos? Roma ya había romanizado Hispania, la Galia, Egipto…
V.M.M.- Roma ya había sufrido grandes derrotas, como Adrianopolis, es imposible no perder alguna vez. Mira el Imperio español, que perdió la Armada invencible contra un pequeño estado como era Inglaterra, un imperio que no conocía el ocaso del sol, un imperio que tenía el oro del nuevo mundo. Los estados son creaciones humanas. Augusto trató de dar una señal de normalización porque pensaba que podía ser la conclusión de la romanización germánica, no fue así y finalmente se convenció de que la romanización de Germania era imposible. No era verdad, a los jóvenes les gustaba muchísimo la cultura romana. No conocían para nada la urbanización, los sitios más habitados tenían trescientas o cuatrocientas personas, por el otro lado había 8.000 ciudades con todo lo que se necesitaba, con acueductos, con servicios públicos, con agua corriente continua… si vas a visitar Efeso, los baños públicos son increíbles, mejores que los nuestros, con mármol blanco, con agua corriente continua en el centro de la ciudad. Los germanos no conocían la siderurgia. Vivían en bosques y pantanos y por el otro lado había 150.000 km. de carreteras pavimentadas con una posta cada 25 km con posibilidad de comer y dormir en un lecho, con normas higiénicas, con protección del ejército público, con posibilidad de curar a los caballos, con información continua sobre las direcciones, por lo tanto seguros y confortables. De una parte había un sistema de justicia por el cual los dos contrincantes se batían y el que moría había perdido la causa (risas). Por esta parte había un sistema jurídico que sigue siendo la base de todos los sistemas jurídicos de todos los pueblos civilizados. Tenían un sistema bancario, el estado romano era un estado moderno y los germanos no estaban desarrollados.

 

…creo que Arminio absorbió muchísimo de la cultura romana pero lo que más le fascinó fue el imperio, fue la construcción del primer Reich, por esto le mataron.

 

LHEML.- En tu opinión, ¿por qué Roma tomó a dos rehenes, hermanos, y sin embargo uno traicionó a Roma y el otro siguió con ella? Les educarían igual…
V.M.M.- Bueno, esto es muy común entre hermanos ¿eh? Tal vez tú misma conoces situaciones parecidas, «fratelli cotelli» se dice, hermanos cuchillos, es muy común. Piensa en la leyenda de Rómulo y Remo que se matan, Caín y Abel… Tácito cuenta el momento en que se encuentran en la rivera del río y Arminio le dice: ¿por qué no vienes a esta parte del río, que está nuestra madre?, todo es descripción de Tácito que era muy retórico. Decía esta es tu patria, y los germanos no sabían lo que era la patria, no sabían nada. Así que también creo que Arminio absorbió muchísimo de la cultura romana pero lo que más le fascinó fue el imperio, fue la construcción del primer Reich, por esto le mataron.

 

Entrevista a Valerio Massimo Manfredi

Otro momento de la entrevista a Valerio Massimo Manfredi

 

LHEML.- Ahora hablamos de lo que va a venir. ¿Hay una nueva novela?
V.M.M.- Si, ya está terminada. Ahora me ha llegado el manuscrito completo de revisiones de correcciones. Va a salir en abril*. Se llama «el quinto mandamiento». Se ambienta en Congo en los años 60, del 60 hasta el 66, durante la guerra civil, de lumumbistas contra Mobutu. Es la historia de un misionero italiano Javeriano que, al mando de un comando de 52 mercenarios, libera en 4 años a 1.582 rehenes después de haber visto la masacre, el estupro, las cabezas cortadas de sacerdotes y de monjas. La violencia de aquel tiempo es increíble. Habló con sus superiores y le dijeron que no hiciera nada, que su deber era sólo rezar y el resto lo hacía la Divina providencia y, cuando habló con el nuncio apostólico, que tenía una especie de estatus general de todas las misiones, él contó lo que había visto y le dijo: Padre no se vaya, venga a mi despacho, y le dice ¿es verdad lo que ha dicho? Y le contesta que sí, y le dice: ¿qué dicen sus superiores? que debemos sólo rezar, que será la Divina providencia la que hará todo. Y le contesta: a la divina providencia tal vez se la pueda ayudar. Y él le contesta: es lo que yo pienso.

Es la aventura de su vida. Me acaba de enviar un mensaje este señor, que sigue viviendo y que cumplió años 4 días atrás y por tanto tendrá unos 86 años. Piensa que la última expedición para liberar a dos sacerdotes que estaban en el santuario de la resistencia rebelde sufrió perdidas muy fuertes, no sólo mercenarios, amigos. Y decidió no continuar porque no quería perder vidas humanas que volvieran a la base. Y siguió solo y sin armas. En once días recorrió 440 km. caminando y perdió 18 kilos de peso. Es increíble. La editorial se quedó muy impresionada.

*A fecha de publicación de esta entrevista (septiembre de 2018) aún no hay noticias de que haya salido a la venta en España, aunque sí recientemente en Italia.

LHEML.- Durante la entrevista usted hablaba con orgullo de la cultura romana. Se sienten orgullosos los italianos del Imperio romano teniendo en cuenta los siglos que han pasado?
V.M.M.- Sí, muchísimo. Hay cientos de grupos históricos que desfilan el 21 de abril desde el circo máximo hasta el Coliseo, armados como antiguos soldados romanos porque no implica la humillación que sufrieron en la Segunda Guerra Mundial. Eso fue terrible, casi destruyó la identidad nacional. Esto es responsabilidad de Mussolini.

 

Valerio Massimo Manfredi Valerio Massimo Manfredi es arqueólogo, especializado en el mundo clásico. Ha impartido clases en universidades de Italia y de otros países. Ha dirigido numerosas excavaciones y ha publicado artículos y ensayos académicos.
También es el autor, internacionalmente conocido, de más de una veintena de novelas, de las que se han vendido doce millones de ejemplares. Entre sus títulos más destacados están la trilogía Aléxandros, publicada en cuarenta países, La última legión, El tirano, El imperio de los dragones, El ejército perdido, Los idus de marzo, Noche de invierno, Odiseo. El juramento y Odiseo. El retorno, a las que se suma su último gran éxito, Teutoburgo.

FICHA TÉCNICA
Portada Título Teutoburgo
Autor Valerio Massimo Manfredi
Editorial Grijalbo
Páginas 464
Año de edición 04/2017
Precio 29,90€ Cartoné / 8,99€ eBook
ISBN 978-84-253-5525-7


Fuente de la imagen de Valerio Massimo Manfredi: megustaleer.com


Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 comentario