, , , ,

El color de la luz

El Color de la Luz, de Marta Quintín Maza

La novela que os traigo hoy, «El color de la luz» de Marta Quintín Maza, no la hubiera leído si no hubiera visto tantas reseñas positivas y, cuando en el grupo Soy Yincanera de twitter se sortearon diez ejemplares, no quise perder la oportunidad de saber, por mí misma, si el color de la luz es el blanco o cuál era.

Una periodista española cubre una subasta pública en la que ve y alucina con el montante que acaba consiguiendo la casa de subastas por un cuadro de Martín Pendragón. Un precio realmente elevado el que paga una anciana empresaria española por este cuadro. La periodista queda tan intrigada que se obceca en investigar la historia que hay detrás de la venta de esta obra de arte y abandonará su vida en Nueva York, en un piso compartido, por la incertidumbre de una historia que en realidad no sabe si existe. Así conoceremos a nuestra protagonista, Blanca Luz Miranda, desde joven, con la que no he empatizado especialmente por sentirla caprichosa y voluble. Ella nos contará a través de sus memorias su vida desde que Martín Pendragón llegó a ella asistiendo a las clases de pintura que su padre daba en su casa y en la que el pintor, además de aprender a pintar, también vivió. Seremos testigos de una historia de amor eterna, imposible y dolorosa entre nuestra protagonista y el artista, así como de la vida de Martín cuando marchó a París y se convirtió en el genio que llegó a ser.

El color de la luz, de Marta Quintín Maza

El color de la luz es la historia de una vida que pasa por diversas etapas. Viviremos en sus páginas la Guerra Civil y la 2ª Guerra Mundial. Conoceremos el miedo y el hambre, la traición y la mentira, el odio y el amor. Una novela llena de dualismos que nos desconcertará bastante, debido sobre todo a la actitud de la protagonista que no se nos mostrará tal cual es en ningún momento.

Nos encontraremos con unos personajes fuertes. Ya os he hablado de Blanca Luz, un nombre que dará mucho juego en la novela, también os he hablado de Martín Pendragón pero no podemos olvidar una preciosa galería de personajes secundarios donde destacaré a Chema el amigo que todos tenemos aunque en muchas ocasiones no nos acordemos de él pero nunca olvidamos que existe. Sin duda, mi personaje preferido es Martín Pendragón, un artista atormentado, fiel a sus principios y luchador nato. Que levante la mano quien lea la novela y no se enamore de él.

Esta novela es una especie de narración en claroscuros donde veremos la luz del amor, de la felicidad, de la dicha y el negro del dolor, de la necesidad, de la incomprensión y de la pobreza. Una novela llena de matices donde nos recrearemos en la oscuridad de París en aquellos oscuros años y la luz del taller de pintura de Francisco Miranda, el mentor de Martín Pendragón.

 

Esta novela es una especie de narración en claroscuros donde veremos la luz del amor, de la felicidad, de la dicha y el negro del dolor, de la necesidad, de la incomprensión y de la pobreza.

 

El color de la luz es una historia de amor, que yo no soy demasiado dada a leer -para mí no hay historia de amor más hermosa que la de Heathcliff y Catherine, y no está al alcance de cualquiera- pero es que es algo más, es la historia de una obsesión que iremos desgranando poco a poco hasta darnos cuenta de que todo ha sido…

Una buena y entretenida novela y un debut fabuloso el de su joven autora, Marta Quintín, a la que le auguro un futuro prometedor.

 

Marta Quintín Maza Marta Quintín Maza nació en Zaragoza un 6 del 6 del 89 y cuando tenía cuatro años la subieron a una mesita de su clase de párvulos para que les contara a los demás niños una historia de su elección. Eligió la de Cenicienta. Desde entonces lo único que recuerda del resto de su vida es haber contado unas cuantas más. Como aquellas con las que ganó varias veces el premio Tomás Seral y Casas de relato corto o las que ha recogido como periodista en la agencia EFE, la Cadena SER, y la NASA española, o esa otra que se llama Dime una palabra y que es su primera novela publicada al calor de los rascacielos de Nueva York. La historia más reciente de todas las que ha contado es El color de la luz. El resto están por venir.

FICHA TÉCNICA
Portada Título El color de la luz
Autor Marta Quintín Maza
Editorial Suma de Letras
Páginas 432
Año de edición 02/2018
Precio 17,90€ Rústica / 7,99€ eBook
ISBN 978-84-9129-028-5


Fuente de la imagen de Marta Quintín: megustaleer.com


Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario

7 comentarios
  1. Domiar
    Domiar Dice:

    Está claro que todos los personajes tienen luces y sombras, como nosotros mismos tenemos en la vida real. Al principio me costó entender las idas y venidas de Blanca luz, pero al final se comprende por qué lo hace, y no es fácil. Un beso.

    Responder
  2. julio conrado marin ardila
    julio conrado marin ardila Dice:

    Las historías de amor tienen un gran valor literario, en la forma como se transforma ese amor en una buena historía.

    Responder
  3. La Isla de las Mil Palabras
    La Isla de las Mil Palabras Dice:

    Yo he tenido mis mas y mis menos con Blanca Luz, y coincido contigo con el personaje principal más a reseñar, que es Chema. Me gusto mucho. Y sí que habra que ver la evolución de la autora.
    Besos

    Responder
  4. Car
    Car Dice:

    Me alegra que destaques los clarooscuros de esta novela, porque todos los personajes están hechos de luces y de sombras, o viceversa, de entre los secundarios yo también destaque a Chema ese amigo entrañable y me enamoré como no de Martin, pero fui más comprensiva con Blanca Luz, no la vi tan caprichosa, más bien la vi muy madura para asumir el camino de la desdicha y desdeñar el de la felicidad, para ella no era aquello de contigo pan y cebolla

    Responder
  5. Kayena
    Kayena Dice:

    La verdad es que Blanca Luz Miranda es todo un personaje, con una vida apasionante y solo por eso, se le perdonan tantos requiebros. A mi me encantó la novela, precisamente porque además de un paseo por la historia del siglo XX, tiene un puñado de personajes inolvidables y eso siempre se agradece.

    Un beso.

    P.D.: ¿Sabes lo que más me gusta de que hayas reseñado esta novela? Pues que atisbo una mejoría es tu estado emocional y eso siempre es bueno.

    Responder