, ,

Don Juan Manuel. El guardián de las palabras

Don Juan Manuel. El guardián de las palabras, de Blas Malo

Andaba yo por mis 14 o 15 años cuando conocí a Don Juan Manuel. Este era un hombre que escribió los cuentos del Conde Lucanor, moralizantes todos ellos. Pasó por mi vida como si tal cosa porque, a esa edad, no me interesaban ni lo más mínimo unas obras escritas en un idioma que yo no conocía. Tal vez unos años después, nuestra relación hubiera sido más cariñosa. En mis anales de la literatura siempre permaneció el nombre de Don Juan Manuel al lado de «Los Cuentos del Conde Lucanor». El caso es que esos cuentos moralizantes hacían de su autor un personaje respetable pero, tras haber leído «Don Juan Manuel. El guardián de las palabras», de Blas Malo, mi opinión ha cambiado mucho.

Blas Malo narra la vida de Don Juan Manuel, hijo del infante Manuel y nieto de Fernando III el Santo, señor de Peñafiel,  Lorca, Villena, Garcimuñoz, Escalona… y adelantado de Murcia. Un hombre con mucho poder que no se conformaba con ello sino con más y que, además, no ocultaba sus deseos de llegar a ser alguna vez rey de Castilla por linea indirecta. También conoceremos a Rodrigo, un fraile que servirá al noble como escribano. Su vida es de lo mejor de la novela.

Don Juan Manuel. El guardián de las palabras, de Blas MaloSon tiempos convulsos en el Reino de Castilla, se lucha contra los sarracenos y contra otros reinos cristianos de la Península. Don Juan Manuel, como heredero de un linaje grande, apoya a su rey, Sancho IV. A la muerte de este las luchas internas se suceden. Son demasiados los que aspiran al trono y para ello se harán alianzas y traiciones para socavar el poder real. La reina de Castilla, Maria de Molina, junto a su hijo, Fernando, intentarán no perder el poder que les corresponde pero no se pueden fiar de nadie.

Mientras, Don Juan Manuel, guerrea para defender su linaje. Piensa en alianzas matrimoniales que le procuren dinero y otros favores para seguir, mientras caza grullas y escribe, consiguiendo altos honores.

Ciertamente, Malo nos presenta a un Don Juan Manuel que se me hace insoportable. Un personaje cínico y egoísta que en ocasiones quiero amar pero que luego me engaña. Una persona de las que debieron existir muchas en esos tiempos pero que, en cualquier caso, no disfruta de mi favor. Menos mal que está Rodrigo, un personaje que va creciendo a lo largo de la novela y que se va transformando ante nuestros ojos. Un personaje que va evolucionando pero que tiene claro que lo que él quiere es ser él y que mantendrá no pocas luchas internas.

 

Ciertamente, Malo nos presenta un Don Juan Manuel que se me hace insoportable. Un personaje cínico y egoísta que en ocasiones quiero amar pero que luego me engaña.

 

«Don Juan Manuel. El guardián de las palabras» es una novela bien escrita, con una prosa maravillosa que hace brillar aún más la historia. Un estilo narrativo lento, sin prisas pero sin pausa, que te hace devorar una atmósfera espectacular.

Tengo que recomendar, sin dudarlo, esta novela histórica porque es una historia repleta de pasiones, intrigas, muertes y ambiciones que os gustará sin duda. Un personaje brillante escrito con absoluta elegancia.

Si os pica un poco más la curiosidad el autor proporciona las primeras páginas en este enlace.

 

Blas Malo Poyatos Blas Carlos Malo Poyatos (Alcázar de San Juan, Ciudad Real, 1977), de raíces jienenses y granadino de adopción, es ingeniero de caminos y un apasionado de la historia, sobre todo del Imperio bizantino y la Edad Media, a los que ha dedicado conferencias, presentaciones, artículos, jornadas y rutas literarias. Ha participado en actividades de recreacionismo histórico y fue director de las Jornadas de Novela Histórica de Granada.

El Veneciano es su quinta novela publicada y en el 2020 publica la Don Juan Manuel. El guardián de las palabras.

FICHA TÉCNICA
Portada Título Don Juan Manuel. El guardián de las palabras
Autor Blas Malo
Editorial Edhasa
Páginas 624
Año de edición 02/2020
Precio 22,50€ Cartoné / --,--€ eBook
ISBN 9788435063289


Fuente de la imagen de Blas Malo: twitter del autor.


Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 comentarios