,

Siete días de Gracia

Siete días de gracia

Cuando vi este libro en las novedades editoriales de Grijalbo del mes de febrero supe que quería leerlo. Cuando comencé a leer reseñas en varios blogs y todos con la misma opinión supe que tenía que leerlo.
Siete días de Gracia es una novela histórica con tintes de odios, amores y secretos de familia.

Comienza con los hechos acaecidos en el barrio de Gracia en 1870, cuando el gobierno de Primm restauró el sistema de quintas y esto desembocó en numerosas revueltas en toda España, una de las más importantes fue la de Gracia. Las fuerzas militares se encargaron de reprimir aquellas revueltas. Siete días de graciaEn torno a estos sucesos es donde se desarrolla parte de la trama de la novela y digo parte porque nos encontramos ante dos hilos narrativos siendo el segundo aquel que nos traslada al pasado de los personajes y que nos explica las consecuencias de lo que viviremos en el presente. El hilo narrativo de 1870 narra esa revuelta de la que hemos hablado antes y en la que la autora ha introducido a sus personajes ficticios a la perfección. Mariana, con un gran secreto a sus espaldas, es quien toca las campanas sin descanso para alertar al barrio de la llegada del ejército ( este hecho cuenta la leyenda que es cierto), Magín y Jonás, dos hermanos que perdieron a su padre en una de las levas anteriores, Derch, el líder de la revuelta y Herminia que se hace inseparable de Mariana tras haberla traicionado antes.

La trama anterior, esa que explica el presente, narra la vida de una familia de la alta burguesía catalana, la familia Lledó, quien adopta a Mariana y la hacen creerlo cuando en realidad es su propia nieta a la que crían junto a sus dos nietos, Marcial y Félix, que han quedado huérfanos. Tres generaciones de una misma familia encerradas en la culpa, el odio y en muchas ocasiones la vergüenza pero que seguirán subidos en su pedestal intentando permanecer ajenos a la realidad de su pueblo.

Una novela de secretos y de amores difíciles. Nos encontramos ante unos personajes muy complejos pero muy bien dibujados por la autora. Unos personajes opacos en los que hay que arañar mucho para encontrar su auténtico fondo. La estructura de la novela es muy peculiar. Dividida en siete capítulos, uno por cada uno de los días que duró la revuelta. Cada subparte situada en el periodo de la revuelta es introducido por la onomatopeya ¡dong! simulando el sonido de esa campana que no paró de sonar. Me ha gustado el que la autora haya utilizado fragmentos de artículos periodísticos de la época, me he situado mucho mejor en aquel tiempo.

Siete días de gracia (mapa)

De todas formas sí ha habido algo que no me ha gustado y es esa curiosa forma de usar el “que” una y otra vez. He llegado a tener que releer la frase porque no la comprendía en más de una ocasión. Tampoco comprendo el uso indiscriminado de las mayúsculas. Si mis alumnos las vieran me preguntarían porque yo les machaco tanto con el uso correcto de esta regla ortográfica.

No obstante, en líneas generales, diré que es una novela muy agradable y que me ha enseñado sobre unos hechos históricos que no conocía. Además hace un retrato fabuloso de la burguesía. Se lee fluidamente y me ha gustado mucho.

Quiero agradecer a la autora la preciosa dedicatoria que me encontré al abrir las páginas de su novela por primera vez.

FICHA TÉCNICA
Título Siete días de Gracia
Autor Carla Gràcia Mercadé
Páginas 384
Editorial Grijalbo
Año de edición 2014
Precio 15,90€ Rústica / 9,99€ eBook

22 comentarios
  1. Isabel Macías
    Isabel Macías Dice:

    A mí también me encantó la dedicatoria. Y por supuesto, me chocó la forma de usar el estilo indirecto, cosa que comenté en mi reseña. Pero, como bien dices, al final te acostumbras.
    Un saludo.

    Responder
  2. Página Tres
    Página Tres Dice:

    Muchas gracias por tan fantástica reseña.
    Es cierto que el estilo que usa Carla para hacer hablar a los personajes cuando habla el narrador puede parecer chocante.
    Esto es un recurso narrativo llamado: Estilo indirecto libre.
    Es un estilo en el que se insertan en la voz del narrador enunciados propios de un personaje, que se reconocen mediante marcas que descartan la vinculación de ese registro del lenguaje o punto de vista con el narrador.
    En el caso de Siete días de Gracia, viene marcado por la palabra “QUE” y el uso de la mayúscula cuando inicia la frase del personaje.

    Responder
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Muchas gracias por la aclaración Página tres. En mis tiempos estudie el estilo indirecto libre lo que me ha chocado ha sido tanta repetición de este recurso. De todas formas es una magnífica novela.

      Responder
  3. Goizeder Lamariano Martin
    Goizeder Lamariano Martin Dice:

    Tiene muy buena pinta creo que puede gustarme a pesar de lo del que y las mayúsculas. Muchos besos.

    Responder
  4. Margari
    Margari Dice:

    Parece que está gustando este libro. Y cada vez me llama más, aunque me parece que también me voy a liar con lo de las mayúsculas…
    Besotes!!!

    Responder
  5. Angela León
    Angela León Dice:

    A mi también me ha gustado mucho este libro, aunque tampoco entiendo lo de las mayúsculas y al principio me costó un poco adaptarme porque mentalmente daba por finalizadas las frases al ver mayúscula y luego la frase seguía.
    Creo que la autora nos dijo en twiter que lo iba a explicar, jaja

    Bs.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario