Sesión privada

Recuerdo cuando la llegada del video Beta a casa resultó todo un hito muchos años después de que lo fuera la tele en color (esa es otra historia digna de contar que quizás algún día os cuente). Todo se grababa: mi madre los primeros culebrones que llegaban a TVE, mi padre y mis hermanos las películas y el fútbol (nunca he entendido eso de grabar los partidos de fútbol) y yo los videos musicales, tenía cintas y cintas con videos musicales que luego no veía nunca. ¿Quién me iba a decir a mí que cuando mi padre me pidió que le grabara “Mogambo” esta se convertiría en uno de mis clásicos del cine preferidos y que a su vez, años después sería la culpable de que me tocara un libro? Pues sí, así fue, gracia a Mogambo me tocó “Sesión privada” en un concurso organizado por la editorial y por su autor, Javier Rovira,  en facebook.

  Sesión privada es una novela protagonizada por Marcos Alvar, un trabajador de funeraria, que recibe un extraño encargo por parte de una anciana: recuperar los cuerpos de dos familiares de esta que se hayan metidos en un armario y enterrados junto a la tapia del cementerio de Málaga. Estos dos familiares eran amantes: ella una maestra y él su alumno, bastante más joven que ella, un auténtico escándalo en los años de la guerra civil que es de cuando datan estos cuerpos. Marcos contrata a un enterrador jubilado del cementerio para este menester. No sabe que lo que allí encontrará le llevará a conocer unos hechos que no olvidará en su vida.

   Sesión privada es narrada a lo largo de tres historias y tres tiempos diferentes: la historia de esos amantes que llegaron al suicidio por amor en los años de la guerra, otra historia es la vida en los años 50 en Madrid, los bajos fondos de esta ciudad con sus prostitutas y sus policías, la censura del cine y sus censores en apariencia personas serias vista desde la mirada de un censor inmoral, curiosa paradoja, y por último la vida de Marcos Alvar a partir del momento en que acepta este encargo. Si ya es difícil trabajar dos hilos narrativos a la vez imaginaros lo que debe ser hacerlo con tres y esto es lo que Javier Rovira hace, hilando muy fino.

  Sesión privada es una novela ágil con tintes de cine negro y digo esto porque es tal la descripción de los ambientes que lleva a cabo el autor que te parece estar sentado frente a una pantalla gigante viendo un clásico de Bogart. Una novela con ritmo llena de relaciones personales: la de los amantes suicidas, la del censor y la prostituta, la de Marcos y su inmoral esposa, que mantienen nuestra atención en todo momento. Realmente una novela interesante que nos lleva hasta los bajos fondos de cualquier ser humano.

 

TÍTULO: Sesión privada
AUTOR: Javier Rovira
PÁGINAS: 416 págs
EDITORIAL: Temas de Hoy
AÑO DE EDICIÓN: 2012
PRECIO: 21,00 €

Te puede interesar:

7 comentarios
  1. CARMINA
    CARMINA Dice:

    Me ha gustado mucho esta novela, tarde en encontrar el fino hilo que unía las historias y se me quedo la cara desencajada al final, que maestría al unir líneas argumentales, tan dispares que parece que no tengan nada en común y que terminan encajando cual reloj suizo

    Responder
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Cat,ina, a mi también me costo un poco llegar al hilo aunque más que constarme lo que me pasó es que me pasaba todo el tiempo haciendo conjeturas sobre la unión que tendrían las distintas tramas.

      Responder
  2. Agheda
    Agheda Dice:

    Mmm… tienes suerte de que te haya tocado!! no había oido hablar de él, pero ahora creo que voy a buscarlo… me ha enganchado la trama!! Gracias por descubrirnoslo!!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario