Presentando escritores: Macoco Giménez Medina

tocbp

Biografía del autor

Pues me llamo Manuel Giménez Medina, soy Licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Córdoba, y poseo dos Master, uno de ellos un Master MBA Executive por la Escuela de negocios EOI. En una estancia de un año en Bélgica realicé una tesina en la universidad de Amberes. Actualmente trabajo dirigiendo proyectos de I+D en el sector aeronáutico y tecnológico. Lector compulsivo, sobre todo de novelas clásicas y contemporáneas, uso la escritura como vía de escape, al escribir relativizo mis problemas, se evaporan, desaparecen.

Disfruto hurgando en la miseria humana, en esos bajos instintos, y sobre todo, en cómo las personas se temen a sí mismas. Esta es mi primera novela, aunque tengo escritos muchos relatos que he ido compartiendo en distintos foros y que iré subiendo a mi página web. Como autores de referencia, es decir, aquellos que creo más me han influenciado, tengo a Faulkner, Kafka, Proust, Huxley, Mishima, Stanisław Lem, Nietzsche, Goethe, Hemingway o Dostoyevski.

Sinopsis de La sombra de la existencia

A Grigoriy se le hunden los pilares de su vida tras la ruptura con su novia P., iniciándose un proceso de desmoronamiento racional que le lleva a atisbar nuevas formas de vida más acordes a su naturaleza. Ensoñación y vigilia se entremezclan creando un mundo más cercano a nuestro protagonista, que trémulo pero firme va dejándose llevar hacia un final inesperado para un entorno que jamás llegó a conocerle y que llora por su desdicha.

Un libro narrado con distintas voces que sucede en distintos tiempos y planos existenciales en el que el narrador, el protagonista y su álter ego en el futuro, luchan por contar la historia de cómo Grigoriy fue capaz de dejar de ser humano para mirar más allá de lo obvio, más dentro de sí mismo. En su nuevo mundo nada es real, nada es ensoñación, existiendo la única verdad en los latidos de su mermado corazón, que poco a poco consigue entonar su propia cadencia iniciando un maravilloso viaje por su propia realidad.

¿Por qué decidí publicarlo?

La sombra de la existenciaFue por pura necesidad. Comencé a escribir sin conocer la historia, sin saber que esas frases a veces dispersas se convertirían en un libro. Escribo como vía de escape, escribo desde la rabia, escribo como medio para relativizar mis problemas; cuando vuelco mis pensamientos mi mente se relaja y mi alma se ensancha. Y es que en realidad mis mejores textos los he conseguido usando la escritura como medio para escapar de algún dolor.

Era extraño, la historia se formaba sola, fue como si me llevara hacia algún lugar que desde luego no tenía previsto de antemano. Desde ese punto de vista digamos que al escribir sentía quizás la misma sorpresa que sentirá el lector a medida que avance en la lectura, ya que iba a ciegas, no tenía un objetivo al final, no había una historia que contar, y esa historia al final fue como si se hubiera ido generando ella misma.

¿Qué mensaje transmite la obra?

El libro básicamente versa sobre la náusea que le provoca al protagonista su forma de vivir, y esa nausea le incita a ver poco a poco su existencia a través de visiones y sueños, hasta llegar un punto en que no sabe si la realidad que ve es la realidad que siente. Todo esto le lleva a buscar su ruina como única forma de salvación posible, llegando a un final que puede interpretarse desde muchos puntos de vista.

Podría decir que la “La sombra de la existencia” es como los libros que a mí me gustan leer, libros en los que lo importante no es la propia narración sino el cómo está narrado, la técnica como un personaje más, y los personajes como sentimientos, como pasiones en mundos que les son ajenos.

Algunas opiniones personales sobre el libro

No es un libro sencillo de leer, utilizo frases muy largas para provocar angustia en el lector. Uso distintas técnicas narrativas dentro de la novela que se van entremezclando y se tornan en sí mismas como un protagonista más, como el monologo interior (muy a lo Hemingway) el cruce de perspectivas de un mismo acontecimiento narrado por varios personajes (muy Faulkner) y esas frases tan largas que apenas dejan respirar al lector regalo de Proust. Aunque es una novela muy poco convencional, surrealista, nada comercial, los que la han leído aseguran que compensa el esfuerzo.

La sombra de la existencia

Extractos de la novela

«Porque la vida es un ahora, y la muerte es un mañana, y un ahora es un instante interminable, y un mañana es una nada infinita».

«Y los sueños, y la vida, pues el vivir solo es soñar, y las mariposas solo saben volar, y vuelo, y me libero, y caigo y vuelvo a dormir, porque el volar no es un sueño, el volar es vivir»

«El sol, que hasta ese momento impactaba directamente en la cara a Grisha provocándole un intenso calor dentro del cráneo, le dio un respiro al ocultarse momentáneamente detrás de uno de los pináculos de la iglesia, que majestuosa, se imponía ante la plaza mayor. Era alta, se estiraba hacia arriba, se alargaba como el cuello de una jirafa al intentar llegar a la rama más elevada, sentías la tensión en sus aristas, sentías su intento por llegar más y más arriba. A medida que avanzaba la sombra del pináculo la silueta del Páter vio amenazada su existencia ante la llegada de una sombra mayor que la iba a devorar, con lo que intentó empujar a la mía para alejarse del peligro que suponía la caída de la torre de la iglesia sobre ellos, pero no lo consiguió, y mientras ambas luchaban desaparecieron retorciéndose lentamente. Mientras, la muchedumbre abarrotaba la plaza conformando un intenso hormigueo de ir y venir hacia ningún lado. Eran personas movidas por un automatismo que ahogaba sus almas dentro de una rutina prediseñada que los hacía sentir bien, o sentir nada; sin necesidad de pensar, sin necesidad de valorar ni juzgar ni idear, duce calma, dulce quietud que no te deja volar. No, no te deja volar.
Aún consternado por la visión que nuevamente había experimentado y teniendo en frente al Páter, Grisha recordó esos momentos en los que, con catorce y quince años, iba a misa. Desde muy pequeño sus padres, que se divorciaron cuando cumplió los veinticuatro años, le inculcaron una educación cristiana, llevándolo a un colegio católico donde rezaban cada mañana ante un enorme crucifijo que presidía cada una de las aulas.»

«Respiración profunda, muy profunda y sosegada, ligero espasmo, leve oscilación del cuello sobre la almohada, suavidad, «qué a gusto», despreocupación, roce de la cara con el colchón, piernas en movimiento, dedos de los pies que se cruzan, placidez, brazos que cambian de posición, tos y nueva respiración, quietud, armonía, picor en la espalda, conciencia de estar despierto, tranquilidad, conciencia de haber dormido, indiferencia, manos que frotan la cara y revuelven el pelo, ligeros pensamientos enlazados al último sueño que transmiten una sensación de sosiego, paz y calma, enorme suspiro, giro en la cama de todo el cuerpo, cojín entre los brazos muy apretado en el pecho, reposo, conciencia de ser yo, conciencia de estar en mi cama, lejanía de los sueños nocturnos, activación del pensamiento consciente, bostezo… P., P., P., P., ojos abiertos, escalofrío, P., luz, angustia, habitación, convulsión, escritorio iluminado por pequeños rayos de una persiana vieja, P., Pablo, P., ansiedad, respiración entrecortada, sacudida, conciencia de la realidad y olvido total del agradable sueño que se difumina, se disuelve de forma efervescente y desaparece, antes era mi realidad, y ahora no es nada, inquietud, malestar, crispación. «Ahora soy yo, aunque antes, relajado y en paz, calmado, dentro de la protección que me daba mi estado onírico, también lo era, era yo protegido de las circunstancias que me rodean, aislado en mi mundo interior, aislado en un dulce inconsciente que me genera bienestar». Garganta obstruida, atascada, saliva que difícilmente circula por ella, aunque el gesto de tragar aparece sin que exista necesidad de tragar nada. Antes en paz y ahora de nuevo convulso y trémulo, dos antagonías en un mismo lugar, una misma persona y una diferencia temporal de segundos, milésimas de segundos que me llevan de un extremo a otro. Dos realidades muy reales, dos mundos muy conectados, una única realidad, la realidad que experimento en cada momento. »

Consíguelo

Puedes conseguir la novela “La sombra de la existencia” en formato papel y en digital en Amazon, siguiendo los siguiente enlaces dependiendo del país:

Desde España: Consigue el libro aquí.

Desde USA: Consigue el libro aquí.

Desde México: Consigue el libro aquí.

Desde Inglaterra: Consigue el libro aquí.

Desde Alemania: Consigue el libro aquí.

Desde Italia: Consigue el libro aquí.

Para el resto de países a nivel global puedes hacer tu pedido en:

Amazon. com

Google Play


Habitualmente me llegan muchas peticiones de nuevos autores, otros bastante desconocidos a pesar de su bagaje, jóvenes talentos… todos me piden si puedo leer sus novelas y reseñarlas. Dada mi falta de tiempo, mis gustos literarios y compromisos diversos no suele ser posible y por eso me he propuesto abrir esta tribuna, como apoyo a todos esos autores. Un sitio donde serán ellos quienes os hablen directamente y os cuenten lo que deseen, sin trabas ni censuras.
Si quiero decir que del contenido de estos artículos no me hago responsable ni mi opinión está reflejada en ellos, yo solo presto un pequeño espacio en blanco en la red para que los conozcáis de primera mano.

Eva Martín

Si deseas recibir cómodamente más artículos como este puedes suscribirte por correo electrónico pinchando aquí

o también puedes seguirme a través de Bloglovin':
Sígueme en Bloglovin


8 pensamientos en “Presentando escritores: Macoco Giménez Medina”

Participa y deja un comentario