Picnic en Hanging Rock

El día de San Valentín del año 1900, un grupo de alumnas del colegio de señoritas de Appleyard, en un pueblo cercano a Melbourne (Australia), dos de sus profesoras y un cochero salen de excursión hacia Hanging Rock, a unos 7 kms del colegio, para celebrar un picnic. Hanging Rock es una formación geológica de origen volcánico que se levanta por encima de una llanura. Esa llanura parece el lugar perfecto para, preparado con mesas y con baños, pasar un día campestre.

Cuando el grupo llega al citado lugar ya hay otro grupo formado por cuatro personas  en las cercanías. Todo transcurre con normalidad hasta que, cuando se va acercando la hora de salir, un grupo de cuatro muchachas pide permiso para acercarse a la roca y calcular su perímetro. Los dos jóvenes que hay en el otro grupo, ven como se dirigen hacia su meta. Cuando el cochero se da cuenta de que ha llegado la hora de partir ve que el grupo de muchcas no ha regresado y que además falta una de las profesoras. Cada vez más preocupados comienzan a buscar a las ausentes y la alrma salta, realmente, cuando la más joven de las muchcas regresa histérica hasta el grupo sin poder recordar nada de lo sucedido.

Picnic en Hanging Rock es una novela que está disfrutando de una segunda vida, como tantas otras, gracias a la editorial Impedimenta que una vez más nos la trae con una encuadernación preciosa. Una novela que no se sabe si es novela o crónica y que nadie sabe tampoco si está basada en hechos reales o imaginarios. El caso es que es una novela que no tiene el final que quizás pudieramos esperar pero que está bien escrita, que se lee bien y que a mí me ha gustado bastante. Si aún no habéis leído esta obra australiana, no dudéis en poneros con ella.

TÍTULO: Picnic en Hanging Rock
AUTOR: Joan Lindsay
PÁGINAS: 307 págs
EDITORIAL: Editorial Impedimenta
AÑO DE EDICIÓN: 2010
PRECIO: 21,95 €
16 comentarios
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Bienvenido Pablo, tranquilo he borrado lo que tenías repetido, espero que no te moleste. Un saludo y gracias por tu opinión a mí me encantó el libro aún sin saber que no había un final y sin haber visto la película.

      Responder
  1. Pablo
    Pablo Dice:

    Acabo de terminarlo. Nunca he sido un lector voraz y esta me ha apasionado a pesar de haber visto recientemente y por segunda vez la película. Un misterio sin resolver irrita. Más aún cuando no sabes la causa de que, la novela (breve y bastante sencillita en su forma) atraiga tanto a un mal lector como su magnífica adaptación al cine. Creo que en este caso, al igual que en el de los trucos de magia, los espectadores estamos mal acostumbrados; nos parece necesario ver el mecanismo que produce la ilusión (con todos sus resortes) en vez de disfrutar del espectáculo. Supongo que habrá que aceptar el enigma de esta narración como lo fantástico en la literatura iberoamericana (30´s, 60´s 80´s). El misterio principal creo que no es más (ni menos) que una atrayente excusa para narrarnos fotográficamente la crónica de una época y un estilo de vida que agoniza, como una delicada flor en un entorno sumamente hostil.como su magnífica adaptación al cine. Creo que en este caso, al igual que en el de los trucos de magia, los espectadores estamos mal acostumbrados; nos parece necesario ver el mecanismo que produce la ilusión (con todos sus resortes) en vez de disfrutar del espectáculo. Supongo que habrá que aceptar el enigma de esta narración como lo fantástico en la literatura iberoamericana (30´s,60´s 80´s). El misterio principal creo que no es más (ni menos) que una atrayente excusa para narrarnos fotograficamente la crónica de una época y un estilo de vida que agoniza como una delicada flor en un entorno sumamente hostil.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario