Martes con mi viejo profesor.

Entrada corta de la primera época de la historia en mis libros
pendiente de revisión.

Una dura historia que pone al borde del llanto a cualquiera que la lea. Llegó a mis manos tras los comentarios que de ella hizo mi hermano. Nos narra la relación entre un alumno y su profesor de la Universidad años después de haberse dejado de ver.

La novela es escrita en primera persona y Mitch nos relata cómo entró en contacto con Morrie tras enterarse de la enfermedad que este sufría, ELA. Nos describe los últimos meses de vida y cómo el profesor de una forma tan valiente se enfrenta poco a poco a su muerte. No lucha contra ella pues sabe que es inevitable pero si quiere disfrutar cada minuto que le queda haciendo lo que más le gusta: estar con su familia y con sus amigos, la gente que le quiere. Morrie le imparte a Mitch sus últimas lecciones magistrales: lecciones de vida.

Un libro que hay que leer y que recomiendo fuertemente a todos aquellos miembros de la comunidad educativa.

5 comentarios
  1. Ale
    Ale Dice:

    El libro me pareció encantador. Duro, si, por el tema; pero valioso. La manera en que morry va enfrentando su destino, y como va haciendo que los demas también lo enfrente…un libro lleno de valentía.

    Responder
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      A mi el libro me resultó muy duro leerlo, un familiar padeció esa enfermedad y el leerlo era como revivirlo todo. Pero una gran obra que te da muchas y, como tú dices, muy valientes enseñanzas.

      Responder
  2. Carmen
    Carmen Dice:

    Una buena lección de algo que no enseñamos,afrontar la muerte sin dramatismo y con sentido del humor. Me ha gustado mucho

    Responder
  3. Julian
    Julian Dice:

    Yo también lo leí. Me lo aconsejó un buen amigo. Leyendolo recordaba a tantas y tantas personas que han pasado por mi vida y quizás vivan olvidadas como aquel viejo profesor. Son tantos los que han pasado por nuestra vida, son tan pocos a los que recordamos…. lo aconsejo a aquellos que han hechos las veces de padre, sin serlo, pero siendo más padres que sus propios padres bilogícos.

    Responder
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Y a mí me lo recomendaste tú así que… la lista continua, yo se lo he regalado a varias compañeras. gracias por tu recomendación que me hizo echar tantas lágrimas.
      Un beso mani.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario