Los sauces de Hiroshima

Con “Los sauces de Hiroshima”  Emilio Calderón pone fin a la trilogía asiática que venía escribiendo y cuyos dos títulos anteriores también podéis ver este blog: El judío de Shanghai  premiada con el Premio de Novela Fernando Lara en 2008 y “La bailarina y el inglés”  semifinalista del premio Planeta de 2009 y cuya entrevista a su autor podéis ver aquí. Pero si los otros dos libros tenían lugar en un mundo en guerra en este ya no sucede eso. Este se desarrolla en dos épocas, 1954 y 1969, aunque el sentimiento es el mismo: Japón intenta salir de la pesadilla de la Segunda Guerra Mundial en la que fueron asesinos y víctimas.

La novela gira en torno al asesinato de 8 atomizados en el transcurso de un viaje en tren desde Hiroshima a Tokio. Ichiro Abe es el inspector de policía encargado de investigar los hechos. Algún tiempo después se unirá a este misterio la aparición de los cuerpos de los cuatro asesinos. Cuando Ichiro cree acercarse al esclarecimiento de los asesinatos siempre se encuentra con un muro infranqueable. Su obsesión y honor es tal que acaba abandonando el cuerpo de policía para dedicarse a la investigación exclusiva de estos hechos a los que la polca había dado ya carpetazo agarrándose a la aparición de los asesinos aunque fuera muertos y a que las victimas eran atomizados.

El inspector, víctima también de la explosión de la bomba atómica en la que perdió a su mujer y a su único hijo, no quiere dejar pasar estos crímenes cometidos sobre las figuras de unas victimas despreciadas por la sociedad y tratadas como apestadas por sus propios vecinos..

En 1969, Elle Bartlett recibe una herencia vergonzosamente enorme de su padre, un personaje que no le había sido muy cercano a su vida. Sospechando que esa cantidad no era susceptible de haber sido poseída por su padre honradamente con su trabajo se pone a investigar y descubre que tiene que ver con japoneses juzgados como criminales de guerra. Así, Elle viajará a Japón para devolver el dinero a su dueño legítimo y para averiguar la verdad.

Ryo Watenabe acaba de perder a su padre, único miembro de su familia que junto a él, consiguió sobrevivir al holocausto nuclear porque se hallaba luchando en China. Ryo pertenece a una sociedad ultranacionalista que pretende volver a los antiguos valores japoneses que habían sido eclipsados por la cultura de los invasores norteamericanos y cuyo máximo dirigente era el escritor Mishima . Ryo Watenabe quiere conocer a gente que hubiera estado en contacto con su familia antes de que “Little boy” deshiciera los sueños de la ciudad de Hiroshima.

Los sauces de Hiroshima es una novela que me ha gustado mucho. Quizás la consideraría como la mejor de la trilogía. Te acerca a la cultura japonesa y a los años posteriores a esa vergüenza mundial que fueron las dos bombas atómicas lanzadas por los norteamericanos contra las ciudades de Hiroshima y Nagasaki. Emilio Calderón nos acerca a una ciudad que está intentando salir del pozo en que se halla. Nos hace un retrato no sólo de las victimas sino también de la sociedad que se apartó de ellos. Una novela que además de resultar una novela negra es también una obra que hace meditar sobre la condición humana.

TÍTULO: Los sauces de Hiroshima
AUTOR: Emilio Calderón
PÁGINAS: 320 págs
EDITORIAL: Planeta
AÑO DE EDICIÓN: 2011
PRECIO: 20,50 €

Te puede interesar:

    

 


Si deseas recibir cómodamente más artículos como este puedes suscribirte por correo electrónico pinchando aquí

o también puedes seguirme a través de Bloglovin':
Sígueme en Bloglovin


12 pensamientos en “Los sauces de Hiroshima”

  1. Hola! La trilogía me gustó bastante pero sus últimas dos publicaciones son aún mejores:

    – “La Cosecha Humana”

    – “La Biblioteca”

    ¡ME ENCANTARON!

    Dentro de poco a a publicar nueva novela que se llamará “La Pirámide”. Tendrá algo que ver con la reencarnación 🙂

  2. naturalmente se puede leer sin haber leido ninguna de las dos anteriores, aunque la narrativa de este autor te invita a que leas sus otros libros.!

  3. Pues yo he leido la ultima de la trilogía, “Los Sauces de Hiroshima”, todo un suspenso hasta el final, muy buena… Ampliamente recomendada, no habla exactamente sobre la segunda guerra mundial en el japon, si no sobre las consecuencias de esta y el asesinato de 8 atomizados que fueron supuestamente citados por el ministerio de salud, a los cuales les quitaron la vida en el expreso Golondrina, también habla sobre el Japon post guerra y sobre el creciente nacionalismo en las clases medias japonesas afectadas por la explosion de la bomba atómica y de la ocupacion de los estadounidenses, que al final terminaron modificanco el estilo de vida tradicional de los Japoneses antes de la guerra igualmente trata de cómo éstos añoran esos días donde abundaban las casas de té, y las geishas podían demostrar sus cualidades y hacer alarde de todo su refinamiento y educación. Simplemente espectacular, una Novela que mezcla la historia, las antiguas tradiciones japonesas, y un misterio por resolver que al cabo de 25 años el detective privado Ichiro Abe logrará solucionar uniendo los eslabones de la manera más inesperada, como si los dioses le hubieran regalado dicha oportunidad.!

  4. Yo no conocía el lector, ni tampoco la trilogía; pero no puedo decir que el argumento no sea llamativo. Pero, tal como Tatty, me gustaría saber si se pueden leer sin seguir el orden cronológico de publicación.

  5. No sabía que formaba parte de una trilogía, ¿se pueden leer independintes verdad? este lo tengo en mi lista y espero que sea de mis próximas lecturas, me atrae mucho el argumento
    un beso!

Participa y deja un comentario