Los días de colores

Cuando la editorial Planeta se puso en contacto conmigo para hacerme llegar “Los días de colores” me lo pensé mucho. Su subtitulo que reza: “más allá de la película Camino”, me echó más atrás aún. No me apetecía leer nada sobre el Opus y no vi, en su momento, la película “Camino”. Tengo que admitir que mi apatía estuvo a punto de hacerme perder la oportunidad de leer una novela que me ha hecho sentir muchas cosas.

Camino es una niña como otra cualquiera de su edad, la diferencia radica en que es sumamente creyente pero se divierte como el resto de los jóvenes de su edad y tiene las mismas inquietudes y enamoramientos  que estos. Su madre simpatiza mucho, muchísimo con el Opus Dei, su hermana es miembro de numerario de esta institución y su padre es un hombre humilde, trabajador que ve por los ojos de su pequeña y que no entiende cómo su mujer se encuentra tan lejos de él, emocionalmente hablando, ni porqué su hija mayor se marchó a Pamplona sin mirar atrás y olvidando toda relación con su familia. Camino sufre fuertes dolores de espalda que cada vez se van agravando más y más.

Sin entrar en cuestiones religiosas, porque me niego a entrar en ello, y centrándome en la novela, este es un libro que habla de sentimientos. El dolor de un padre ante la enfermedad terminal de su hija pequeña, el dolor sosegado, justificado y entregado a un dios de una madre ante el padecimiento de esa misma hija. El desconocimiento de lo que sucede en su familia por parte de la hija numeraria, el empeño de un sacerdote por convertir en santa a una niña normal y corriente y sobre todo la religión llevada al fanatismo. Y, sobre todo, la actitud de una niña que aún dentro de su enfermedad quiere seguir viviendo, sigue deseando ver a su padre, que sus compañeros la visiten o que su amado Jesús le escriba una carta.

Esta es una novela que me costó mucho leer y no por su prosa o su estilo literario sino por lo que narraba. Me asfixiaba lo que leí, me ahogaba. No sé lo que es verdad o lo que es mentira ni quiero saberlo pero este es un libro claro-oscuro que trae luz a la oscuridad.  Me ha gustado bastante y doy la enhorabuena a los autores por su valentía.

TÍTULO: Los días de colores
AUTOR: Javier Fesser
PÁGINAS: 500 págs
EDITORIAL: Planeta
AÑO DE EDICIÓN: 2011
PRECIO: 20,50€

 

15 comentarios
  1. Isi
    Isi Dice:

    Hola otra vez, Eva!
    Nada, que ya terminé el libro y que me ha encantado. Pensé que no me iba a gustar tanto por el tema religioso, pero para nada fue así. Me encantó Camino, Bego, Elena, Cuco, José…. Y odié a Gloria cada vez que la veía alegrarse de que Dios hubiera elegido a su hija para probar su fe… (ya podía haber elegido mejor a la propia Gloria, no???).
    En fin, que me gustó mucho.

    Responder
  2. carmina
    carmina Dice:

    No vi Camino y sobre todo el tema de la enfermedad y el sufrimiento no creo que sea muy adecuado para mi en estos momentos y más si hablamos de dolores de espalda que yo no dejo de lado desde hace muchos meses, no digo que no lo lea, pero no va a ser ahora

    Responder
  3. Offuscatio
    Offuscatio Dice:

    Me encanta la sinceridad con que has comentado el libro, pero terminando de leer la reseña, me quedo en la duda sobre si deberé apuntarlo a mis futuras lecturas o no. La oscuridad de la que hablas me echa para tras, pero el argumento parece tener los ingredientes necesarios para mantener el lector enganchado.

    Responder
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Offuscatio, si te ha gustado lo que he dicho leeló, lo de la oscuridad, simplemente lo digo por lo que se habla del Opus. ¡Ah! Y bienvenido/a al blog, espero que sigas estando aquí.

      Responder
  4. Isi
    Isi Dice:

    Yo tampoco he visto la película, pero también tengo el libro en casa y le tengo muuuchas ganas. Espero que me guste, porque de verdad que es un tema interesante (pero no para hablar en la mesa, jaja).
    Ya te contaré cuando lo lea.
    Besotes!!

    Responder
  5. Tatty
    Tatty Dice:

    A mí me llamó la atención la película cuando salió en su día, pero finalmente no me animé a verla, así que el libro seguramente lo acabe leyendo
    un beso!

    Responder
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Yo tampoco ví la película por la temática y además pensé que me iba a sufrir, el libro lo he disfrutado mucho pero quizás no es esa la palabra que debo utilizar no es disfrutar sino conocer, Tatty

      Responder
  6. Shanny
    Shanny Dice:

    A mí me gustó la historia del libro, pues a mí no me molesta entrar en temas religiosos ya que soy creyente. No soy católica, pero respeto todas las creencias. Puede que yo lo lea, pero preferiría algo más acorde a mi fe.
    Saludos Eva

    Responder
  7. Bookworm
    Bookworm Dice:

    Me alegro de que te haya gustado. También Planeta se puso en contacto conmigo para enviarme este libro y tras mucho pensarlo y por tus mismas razones, yo al final no lo solicité. Tampoco he visto la película y como tú prefiero no entrar en temas religiosos.
    Me gusta lo que nos cuentas, y no sé si me habré equivocado al no aceptarlo, pero no es lo que me apetece leer ahora.
    Un abrazo

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario