,

Lo que aprendí de mi pingüino

Lo que aprendí de mi pingüino, de Tom Michell

La novela de la que os voy a hablar hoy es una historia real y su narrador será, ni más ni menos, que el propio protagonista. Me estoy refiriendo a Lo que aprendí de mi pingüino, de Tom Michell.

Tom tiene veintitrés años cuando comienza la narración. Es un joven inglés de espíritu libre que viaja por Sudamérica para llegar a su destino final, Argentina, donde trabajará como profesor de inglés en un colegio mayor y, mientras tanto, conocerse a sí mismo. Antes de llegar al país que le acogerá hace una parada en Uruguay. Allí conocerá a un pingüino al que pondrá por nombre Juan Salvador cuando lo rescata de una muerte segura al encontrarlo junto a otros muchos pingüinos que habían muerto o estaban agonizantes como consecuencia de un vertido de petróleo. Tom se lleva al pingüino al piso que le habían prestado durante su estancia en Uruguay y allí, en el baño, pretende limpiarle y dejarle sin resto alguno de vertido. Cuando termina descubre que el ave no quiere separarse de él y que él está empezando a sopesar la idea de llevárselo a Argentina.

Lo que aprendí de mi pingüino, de Tom MichellAsí comienza la historia de un viaje y de la estancia en un colegio de un pingüino que se acaba convirtiendo en la mascota del equipo de rugby y termina transformando la vida de todos los que le rodean. Y es que Juan Salvador, el pingüino, es, sin duda, el personaje principal, un ser inteligente que en ocasiones es descrito como si de una persona se tratase de tan humanas como son sus reacciones.

En menos de 300 páginas, el autor y protagonista narra la tierna historia de amistad entre un hombre y un animal que tocará la sensibilidad del lector con un vocabulario sencillo y sin pretensiones. Tom Michell sabe combinar la carga emotiva con la informativa, consigue hacer reír al lector y que en algún momento se le derrame una lagrimita. Aborda, aunque superficialmente, otros temas como son la escasa importancia que en los años 70 se le daba a los vertidos industriales o el incipiente golpe de estado argentino y la situación económica que atravesaba el país.

En un primer momento, no acabó de llamarme la atención el argumento de Lo que aprendí de mi pingüino porque no sabía que esperarme de ella y la mascota no era muy normal para lo que solemos estar acostumbrados, pero me dije que sí, que por qué no y, al final, me he llevado una sorpresa porque es una novela sencilla que, con una historia casi imposible, ha llegado a emocionarme.

Lo que aprendí de mi pingüino es una novela que se puede leer como descanso, se lee rápido y no tiene complicaciones y si, por casualidad, os apetece saber más de los pingüinos de Magallanes, esta es vuestra novela.


 

perfil

Tom Michell nació y se crió en un entorno rural de Inglaterra, donde descubrió su pasión por los animales y la naturaleza en general. Desde los años ochenta vive en Cornualles, colabora en la empresa familiar, cuida su huerto y canta en un coro. Es aficionado a dibujar escenas de la campiña de los alrededores, especialmente las aves rapaces, y es defensor de los modos de vida sostenibles. Está casado, tiene cuatro hijos adultos y tres nietos. Durante años su asombrosa experiencia con Juan Salvador no ha sido más que una historia para contar en familia. Cuatro décadas más tarde, ha decidido compartirla con el mundo a través de su libro Lo que aprendí de mi pingüino (Plaza y Janés, 2016).

FICHA TÉCNICA
Portada Título Lo que aprendí de mi pingüino
Autor Tom Michell
Editorial Plaza & Janés
Páginas 256
Año de edición 02/2016
Precio 16,90€ Rústica / 8,99€ eBook
ISBN 978-84-01-01696-7

8 comentarios
  1. Mª Ángeles
    Mª Ángeles Dice:

    Aunque estoy segura de que la historia no deja de ser curiosa, no me termina de llamar tanto como para irme a por él.
    Besos

    Responder
  2. Irunesa
    Irunesa Dice:

    Pues a mí en principio, tampoco me llama la atención… pero no la voy a descartar porque como tú dices, a veces nos llevamos sorpresas…
    Si se cruza…
    Un beso

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] que aprendí de mi pingüino de Tom Michell, tierna novela que podéis ver reseñada aquí y que me llegó gracias a su editorial, Plaza & […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario