La tormenta de nieve

Joakim abandona, junto a su esposa Katrine y sus pequeños hijos Livia y Gabrielle, la ciudad de Estocolmo para vivir en una vieja casa señorial en Áludden la costa  norte de Öland. Una edificación que fue construida para servir de vivienda a los fareros.  Un inmueble del siglo XIX que está unido a trágicos hechos del pasado. Al lado no hay un faro, hay dos. Uno de ellos no funciona desde hace años. La leyenda dice que sólo se ilumina cuando va a morir alguien…

Curiosamente, el mundo idílico que Joakim y Katrine querían crear reformando la vieja construcción, se evapora cuando aparece el cadáver de Katrine flotando en el agua… Joakim se empeñará en desentrañar el misterio de la muerte de su esposa y también querrá saber si la casa ha tenido algo que ver en ese fallecimiento.

Si me gustó la primera novela de la tetralogía de este autor, ” la hora de las sombras“, esta segunda me ha gustado más todavía. “La tormenta de nieve” parece sacada de una de esas historias que se cuentan a la hora de las sombras en los hogares ölandeses. La he leído en apenas cuatro días porque desde las primeras páginas me ha cautivado su lectura.

Un libro fantasmagórico en el que encontraremos historias de ahogados, sacrificios humanos arcaicos, robos, un tablero de güija, espíritus, misterio… Un libro que simplemente tiene de todo. Esta “Tormenta de nieve” simplemente  es fantástica.


Si deseas recibir cómodamente más artículos como este puedes suscribirte por correo electrónico pinchando aquí

o también puedes seguirme a través de Bloglovin':
Sígueme en Bloglovin


20 pensamientos en “La tormenta de nieve”

  1. Me encantó, es de las novelas que te atrapan desde el comienzo. Acá en Uruguay apareció primero Tormenta de Nieve, ya me compré, La hora de las sombras.

  2. Me gustó mucho el primer libro (a ver si lo reseño esta semana una vez) El segundo título lo compré hace unos días, pero aún no me he puesto con él, tengo una enorme pila de pendientes y quiero descansar un poco de novela policial pero si dices que es mejor que el primero me lo pensaré.

    😉

  3. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid (día de la MUJER TRABAJADORA) me lo he comprado, creo que me lo debía.Ya te contaré

Participa y deja un comentario