La tormenta de hielo.

ice_stormCon el telón de fondo de la derrota en la guerra de Vietnam y la caída de Nixon en 1973, arranca esta novela, en un tiempo muy muy diferente al actual. Los que tengan menos de 35 quizás no puedan ni imaginarlo, yo apenas puedo: ni canales de cable, ni internet, ni impresoras laser, ni cds, entonces brillaban el vinilo y los rolling. En este entorno surge la novela, la noche en que una gran tormenta de hielo, la mayor de los últimos 30 años, cae en el día de Acción de Gracias sobre el estado más rico del Noroeste norteamericano. No me preguntéis cual es, ando mal en geografía española con que para conocer la geografía de EEUU.

Dos familias americanas, los  Hoods y los Williamses, que podríamos decir acomodadas deben enfrentarse esa noche a la tormenta de su vida, se enfrentarán al vacio de su existencia, a la escasa importancia de los valores que han adquirido. Plantarán cara a sus emociones más interiores.

Diré que el libro es una obra maestra de los sentimientos, los caracteres son descritos de maravilla pero debo admitir que es una novela que aunque se puede leer bien, a mi no me gusto demasiado y mis razones desde luego que no son literarias. Tiene lugar en un período que a mi no me gusta(lleno de politiqueos, guerras frías, lsd) y en un país, que la verdad, ni me va ni me viene. Pero vuelvo a repetiros que si os interesa justamente lo que a mi no me interesa es un buen libro de personas y de angustias personales.


Si deseas recibir cómodamente más artículos como este puedes suscribirte por correo electrónico pinchando aquí

o también puedes seguirme a través de Bloglovin':
Sígueme en Bloglovin


4 pensamientos en “La tormenta de hielo.”

  1. Gracias por la crítica, es un libro que tenía por ahí pendiente de comprar, pero sigo con otros que también me llaman.

    Un saludo y enhorabuena por el blog y sobretodo, por las críticas de novelas.

  2. Jesús, tú decides. Si no tienes otro que elegir coge este sino: Virgencita que me quede como estoy 😉
    Ascen, te digo lo mismo que a Jesús, además es que ami la política en general y la de Estados Unidos en particular me aburren en demasía.
    Un abrazo a ambos.

  3. Pues creo que no lo voy a leer, pues como tú bien dices, los politiqueos sobran un poco. Creo que estropearán la lectura. Me gustan los libros que hablan de historia, pero sin demasiados detalles técnicos fuera de la historia principal.

    Besos.

Participa y deja un comentario