, ,

La Santa

La Santa, de Mado Martínez

En un día como hoy, víspera de Todos los Santos, he pensado que, siguiendo la iniciativa que llevó a cabo el escritor Neil Gaiman a la que llamó All Hallow’s Read, sería muy apropiado hablar de una novela acorde con el día. Hoy le toca el turno a La Santa, una novela que mantiene los nervios a flor de piel de principio a fin.

Estamos en los años 50 y en un remoto paraje asturiano, cerca de los Picos de Europa, existe un colegio para señoritas. Fue fundado por Rebeca de las Nieves pero esta falleció y su marido, Lucero, es el que quedó a cargo de la dirección del centro. Tiene que cuidar del buen funcionamiento de este prestigioso lugar y, al mismo tiempo, criar y educar a sus tres hijas.

La Santa, de Mado MartínezEmpiezan a desaparecer algunas alumnas y las leyendas y tradiciones de tan mitológico paraje invita a pensar que se las ha llevado la Santa. Este ser aparece cuando es convocado y sus victimas van de siete en siete. La primera en desaparecer ha sido una niña recién llegada, Margarita. Todo el profesorado del colegio sale en su búsqueda pues las nieves que están a punto de llegar pueden acabar con la criatura. Nunca aparece y unos sucesos increíbles empiezan a sucederse. Las lenguas empiezan a desatarse y a sentir miedo: La Santa del Concejo, la Güestía… pero Lucero no cree en ciertas cosas y no hace caso a estos rumores. Cuando acontece la segunda desaparición, el miedo a lo desconocido ataca a todos.

Los personajes de esta novela están muy perfilados e invitan al lector a amarles o a odiarles indistintamente. Son personajes que esconden muchos secretos, algunos de ellos muy peligrosos y que dan miedo, más miedo aún que La Santa a la que tanto temen ya que ésta, al menos, es una especie de alivio para algunas de sus víctimas, más que la presencia de algunos de estos personajes en su existencia.

No puedo ocultar que he disfrutado mucho con esta novela. Esa atmósfera victoriana, en un colegio para señoritas en los Picos de Europa, es fantástica. Las descripciones que Mado Martínez hace de escenarios y personajes brillan con luz propia. Consigue hacernos creer esas historias de creencias, tradiciones y leyendas que a día de hoy siguen pasando de generación en generación.

Realmente ha sido una auténtica sorpresa esta novela para mí. Había leído muchas reseñas, una negativas y otras positivas, las más, y yo tenía que comprobarlo. Hacía mucho tiempo que no leía nada de este tipo y la verdad es que tenía mis temores pero, como ya he dicho, ha sido una agradable sorpresa. He estado pegada a sus páginas de principio a fin. Una novela de terror psicológico, en la que siguen dando más miedo los vivos que los muertos, que tiene su justa medida de suspense y que es muy adictiva.

Si aún no habéis leído La Santa os animo a ello. Lo pasaréis bien.


Mado Martínez Mado Martínez, PhD, (1979), nació en Alicante, creció en Monforte del Cid y se trasladó a vivir a Inglaterra. Ha viajado y vivido en diferentes países. En el 2014 se alzó con el prestigioso premio de novela Ateneo Joven de Sevilla con su novela La Santa. Es directora editorial de la revista Ispectrum Magazine.
Premio de Novela Joven Ateneo de Sevilla
Premio Incógnitas Oblicuas de investigación.
Premio de Narrativa Breve Géminis, Ayuntamiento de Aspe.
Premio finalista de Narrativa para Mujeres de la Generalitat Valenciana.
Premio de Ayuda a la Investigación del Centro de Estudios de la Mujer de la Universidad de Alicante

FICHA TÉCNICA
Portada Título La Santa
Autor Mado Martínez
Editorial Algaida Editores
Páginas 384
Año de edición 11/2014
Precio 20,00€ Cartoné / 9,99€ eBook
ISBN 978-84-9067-123-8


Fuente de la imagen de Mado Martínez: Facebook de la autora 

5 comentarios
  1. Marina
    Marina Dice:

    He pasado por encima por tu reseña porque es una novela que tengo pendiente desde que salió a la venta. La verdad es que esta época es la que pega para leerla. A ver si lo hago pronto 😀

    Responder
  2. MaraJss
    MaraJss Dice:

    Yo soy de las que no se entusiasmaron demasiado con “La Santa”, no sé si porque llevaba las expectativas demasiado altas o porque es un género que frecuento a menudo y que últimamente, se me antoja algo trillado.
    Besos.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario