La nada cotidiana

Yocandra, la protagonista de “La nada cotidiana“, aunque su nombre original es Patria, cambió su apelativo por un hombre. Ella, que nació en plena revolución y que fue destacada en su nacimiento por la bandera cubana que puso el Ché sobre el vientre de su madre cuando esta se puso de parto en pleno mitin revolucionario, no tiene una vida agradable. Yocandra está marcada por dos hombres: “el traidor” y “el nihilista”, aunque hubiera conocido a otros muchos varones a lo largo de su vida. Es una mujer como otra cualquiera de la isla caribeña que lo que pretende es escribir un libro que llegue a ser Best Seller y enviárselo a su amiga “la gusana” que se fue como emigrante a España.

Esta es una novela corta, de sólo 167 páginas y que resulta un relato desgarrador de la sociedad cubana, de sus necesidades, de sus sueños truncados y de sus aspiraciones cortadas de raíz antes de que puedan crecer. Yocandra describe en capítulos a las personas más importantes para ella: sus dos amores, su amigo “el lince” que se convirtió en balsero casi por casualidad y acabó en los EEUU, “la gusana” quien se casó con un español gordo para obtener la nacionalidad, sus padres, revolucionarios convencidos hasta que su madre pierde todo lo que tiene en su casa en unas inundaciones tropicales y descubre que no puede sustituir estos enseres sino tiene los viejos objetos para devolvérselos al estado y que se hunde en estúpidos trámites burocráticos.

Es un libro que podría decirse que se lee bien pero que tiene una carga erótica, esa que parece gustar tanto a la autora, y que en ocasiones resulta soez. Ni me gusta ni me deja de gustar pero si le reconozco su valor narrativo y cultural. Es un libro, que como ya os dije en otra entrada, tenía años en la estantería de mi casa y me había propuesto leer, bien, pues uno menos.

TÍTULO: La nada cotidiana
AUTOR: Zoé Valdés
PÁGINAS: 167 págs
EDITORIAL: Salamandra
AÑO DE EDICIÓN: 201102
PRECIO: 5,40 €

 

 


Si deseas recibir cómodamente más artículos como este puedes suscribirte por correo electrónico pinchando aquí

o también puedes seguirme a través de Bloglovin':
Sígueme en Bloglovin


6 pensamientos en “La nada cotidiana”

Participa y deja un comentario