La hija de Robert Poste

Flora es una joven londinense que acaba de quedar huérfana, aunque tampoco es que lo sienta mucho que digamos, ya que sus padres siempre andaban de viaje. Su liberal forma de vivir le lleva a escribir cartas a todos aquellos familiares, que en realidad son unos extraños para ella, para que la acojan. Lo que tiene claro Flora es que no está hecha para trabajar y que los demás tienen que mantenerla hasta que cumpla los cincuenta y tantos en los que escribirá una novela. Así, Flora guardará las 100 libras anuales que le han quedado en herencia porque resulta que sus padres no eran tan ricos como ella pensaba.

La opción de los Starkadder en el condado de Sussex, es la que parece que se ajusta más a sus intereses de todas las respuestas que recibe, una familia de rústicos asilvestrados del campo. Además parece que hay un misterio en torno al padre de Flora y en la carta de respuesta a su petición se habla de los derechos que ésta tiene y de algo terrible que le hicieron a su padre años atrás.

Cuando Flora llega a Cold Comfort Farm (La granja del frio consuelo, comodidad, más o menos) se encuentra con un desfile de personajes a cual más tarado, idiota o borrico. Así es como Flora decide convertirse en heroína victoriana y salvar a todos los habitantes de la granja de su declive personal. De esta manera se producirán situaciones muy cómicas que en, más de una ocasión, me han producido carcajadas.

El personaje de Flora va creciendo a medida que va progresando la novela. Al principio resulta una frívola, caprichosa e impertinente niña mimada. Esta jovencita de 19 años pasará después, con la ayuda de las acciones que lleva a cabo, a ir desarrollándose aunque cierto es que no me ha acabado de ser del todo simpática.

Los personajes son, como ya he dicho, una colección de personajes de lo más variopinto. Podemos empezar por el fanático predicador que condena al infierno a todo aquel que ve, y terminar por el primo que se acerca a los pozos para hablar con las ratas de agua…

Una novela publicada en 1932 que se ha vuelto a poner de moda, en gran parte gracias al boca-oido y a la inestimable edición que ha llevado a cabo la editorial Impedimenta. Una parodia del romanticismo que no duda en ironizar sobre escritores como Mary Webb, Jane Austen o el mismísimo D.H.Lawrence.

Una novela cómica, ingeniosa, hilarante y simplemente, deliciosa.


Si deseas recibir cómodamente más artículos como este puedes suscribirte por correo electrónico pinchando aquí

o también puedes seguirme a través de Bloglovin':
Sígueme en Bloglovin


30 pensamientos en “La hija de Robert Poste”

  1. Eva, la idea de no trabajar hasta los 50 para escribir una novela a esa edad me resulta de los más atractiva, claro, ya me acerco a los 50 y quiero escribir una novela, lo malo es que he tenido que trabajar toda la vida, jaja. Me encanta como lo describes, yo agradezco tanto los libros con sentido del humor.. son una brisa fresca..

  2. No paro de ver criticas sobre este libro, debo reconocer que todas no son buenas, se de personas que han abandonado su lectura, sin embargo a mi no se porque me llama poderosamente la atencion en algun momento caerá en mis manos.

  3. Ya tenía ganas de leer este libro, pero ahora todavía más.
    De vez en cuando me gusta abordar lecturas divertidas, y esta lo parece. Como además me encantan las ediciones de Impedimenta, pues otro motivo más para quererla.
    ¡Saludos!

  4. Pues yo también me la apunto y la tendré en cuenta, parece que habéis disfrutado con su lectura. Además dices ,Eva ,que es una parodia del romanticismo y de escritoras como Jane Austen, entre otros, y causalmente me acabo de leer Orgullo y Prejuicio. Me ha picado el gusanillo de comparar.

    1. jajajja, Tere. Yo tengo el libro de Orgullo y Prejuicio pero está en inglés y me echa mucho atrás, ya sabes como debe estar mi inglés a causa de la primaria. Lo mismo algún día me lo leo en español y trocitos en su lengua materna.

  5. Me alegra un montón que estas obras tengan una segunda juventud gracias a editoriales como Impedimenta, que están demostrando que con un poquito de esfuerzo se pueden rescatar libros divertidos y de calidad.

  6. No la conocía, pero la verdad parece muy interesante, sobre todo para una época relajada de vacaciones… las mías ya se han acabado este año así que me la reservo para el año que viene, jejeje.

  7. Yo la empecé a ver en blogs, después vi que estaba siendo un éxito de críticas y ventas y ya la apunté. Siempre que la he querido comprar estaba agotada o sea que por algo será…

  8. Vaya, la hemos terminado al mismo tiempo. Me ha gustado mucho, sobre todo el sentido del humor de que hace gala la protagonista, el predicador no tiene desperdicio y la abuela es total. muy recomendable, yo he pasado un buen rato leyendola y la paso al estante de mis favoritos y releibles.

Participa y deja un comentario