La habitación muda

La habitación muda es la 2ª parte de la trilogía que comienza con La casa del mirador ciego y es el libro que me ha demostrado que nunca debo arriesgarme a leer una segunda parte sin haber leído la primera.

Este libro ha recibido premios prestigiosos y a mí no me ha gustado. No creo que sea así de sencillo, más bien pienso que al no haber leído el primer volumen me he dejado mucho, demasiado sin saber. Me he perdido en numerosas ocasiones y cuando creía que empezaba a ver la luz me sumía de nuevo en la total oscuridad.

Por ello y porque quiero ser neutral transcribiré la reseña que trae el libro en su contraportada para no llevar a equívoco.

En esta novela asistiremos a la adolescencia de Tora. La primera parte terminaba con el ingreso en prisión de su padrastro, Henrik, y poco a poco Tora empezará a deshacerse de su miedo, empezando a vivir con normalidad y renovando el contacto con su madre. Pero Henrik saldrá de la cárcel… Con un estilo narrativo que nos atrapa desde la primera página, Wassmo nos lleva de nuevo a la Isla y a la vida de sus habitantes en la Noruega de los años cincuenta y sesenta. Los habitantes de la isla apenas hablan, ocultando sus sentimientos bajo un caparazón de hielo. Todo sucederá en el interior, dentro de las casas y de las personas.


Si deseas recibir cómodamente más artículos como este puedes suscribirte por correo electrónico pinchando aquí

o también puedes seguirme a través de Bloglovin':
Sígueme en Bloglovin


2 pensamientos en “La habitación muda”

  1. No conocía esta trilogía, pero no me llama mucho la atención, la dejo pasar. Por ahora nunca he probado a leer un libro sin haber leído antes el primero de la saga, serie, trilogía o lo que sea. Y, por lo que nos cuentas, no es muy buena idea hacerlo no? Muchos besos, guapa!!

Participa y deja un comentario