La extraña desaparición de Esme Lennox

Iris es una joven que regenta una tienda de ropa de segunda mano. Con un amante casado, un hermanastro al que adora y un perro que parece que es el único que le es fiel, Iris transcurre su vida sin mas sobresaltos que los necesarios. Pero un día recibe la llamada de un hospital psiquiátrico que le comunica que va a cerrar y que los inquilinos tienen que salir de allí bien a las casas de sus respectivos familiares o bien a otros centros. Así, Iris descubre que es la tutora legal de Euphemia Esmeld Lennox, su tía abuela, hermana de su abuela por parte de padre de la que nunca tuvo conocimiento. Esme lleva ingresada en esa clínica desde que tenía 16 años. Ahora, 61 años después vuelve a ver la luz más allá de los muros del hospital. Así Iris se convierta en una protagonista que no es protagonista, ocupando este papel las hermanas Lennox.
El dilema al que se enfrenta Iris es enorme, de un lado su hermanastro y su amante la animan a que no se haga cargo de la anciana, lleva demasiado tiempo ingresada en un psiquiátrico y además presenta el mal de la bipolaridad pudiendo ser peligrosa. De otro lado, la conciencia de Esme, su Pepito Grillo particular, le grita constantemenete que no puede dejarla allí dentro, al menos mientras no aparezca una plaza libre en otro centro. Además piensa que si Esme no está demasiado loca, quizás pueda contarle de que va todo esto ya que es el único familiar que le queda con vida ya que su padre murió cuando ella era niña y su abuela está ingresada en una residencia para enfermos de Alzheimer.
Una novela con una fuerte carga psicólogica, donde reconoceremos los saltos de temas en las conversaciones y monólogoas interiores de la enferma de demencia y lo dificil que se puede hacer mantener la charla con un enfermo de estas características. Centrada en Escocia veremos un retrato de una sociedad donde salirse de la norma era salirse de la sociedad. Una sociedad condenada al ostracismo. De fondo se plantea una cuestión moral muy importante, el libro es un claro exponente de la hipocresía en el ser humano. La utilización de una adjetivización muy expresiva y el uso de frases muy cortas le da a la novela un dinamismo tan activo que permites que te lo leas en apenas un día. Una novela que realmente me ha gustado mucho, una sorpresa tierna, encantadora bonita, dura y cruel, todo al mismo tiempo.

7 comentarios
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Lo que es sobre gustos no hay nada escrito. a mí me ha gustado un omntón, quizás por lo que ha significado para mí.
      Judith, ciertamente hay que verse en la situación para plantearte l problema es muy dificil de resolver.
      Narayani, no te preocupes, lo importante es que vuelves con lo cual…A mí me ha resultado una historia muy bonita supongo que para otros no, pero esta es mi opnión.
      Ale, si te animas nos cuentas. La verdad, es que me atrevo a recomendartelo personalemente a ti. Creo que te gustaría.
      Ascen, no ¡que va! no es triste en absoluto, te da que pensar pero no es triste en sí mismo. Si te animas, nos cuentas.
      Leticia, los sentimeintos y la forma de ser de uno tiene un papel muy importante a la hora de hacerse con un cargo así, yo creo que lo haría.

      Responder
  1. Narayani
    Narayani Dice:

    Hola Eva! Hacía mucho que no dejaba comentarios en tu blog. La verdad es que te leo siempre pero a veces soy perezosa para escribir 🙂

    Me ha gustado mucho lo que has contado de este libro. Es mencionar Escocia y se me enciende una bombilla dentro de la cabeza (o el corazón) que hace que quiera leerlo de un tirón. Parece una historia bonita.

    Un beso!

    Responder
  2. Ale
    Ale Dice:

    pues lo que has puesto en tu reseña me invita a conocer más del libro ¡me lo apunto! ¡muchas gracias por la reseña Eva!
    Un beso,
    Ale.

    Responder
  3. @scen
    @scen Dice:

    ¡Uf!. ¡Qué problema!. Yo no sé como reaccionaria ante una situación igual.
    La verdad es que la historia tiene muy buena pinta. Sólo espero que no sea muy triste. 🙁

    Responder
  4. Leticia
    Leticia Dice:

    Ahhh, hacerse cargo de un familiar lejanoo, que paquete, jeje. Cuántas veces hay que hacerse cargo de gente que hasta no es familiar? Eso me pasó el año pasado….Y la verdad no lo pasé tan bien, pero me dio pena. Y hasta que no lo ubicamos, no nos quedamos tranquilos.
    El libro parece interesante. Un besazo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario