La esposa del Dios del Fuego.

800px-hk_lion_head_master_ha Este libro lo compré con la intención de leer un libro sosegado que devolviera la cama en mis últimas vacaciones. Ya había leído con anterioridad libros de la misma autora y había conseguido en mi todo eso que he reseñado antes. Pensé que me acompañaría durante una semana de vaciones en Tenerife pero sólo me acompañó dos días… me engancho, me enamoró. ¡Pobre libro! ahora ocupa su lugar en mi estantería y está manchado de agua y del destinte de la toalla con la que tomaba el sol, al menos sabrá que me devolvió la paz que buscaba.
Todos los libros de Amy Tan se caracterizan porque están basados en la cultura china, bien en la China o bien en los Estados Unidos con emigrantes chinos, así pues nos encontramos con esta milenaria y gran cultura en cada novela que de ella leamos.
La esposa del Dios de fuego narra la historia de dos mujeres chinas que emigraron a Los USA cuando acabó la segunda guerra mundial. Helen, cuando está a punto de morir, le pide a Winnie, su inseparable Winnie que le cuente a su hija lo que fue su vida y sus más ocultos secretos, le dice que si no la hace ella misma se lo contará. Pearl, la hija de Winnie, oculta al mismo tiempo su secreto: padece esclerosis múltiple y no se atreve a decírselo a su madre para que esta no se preocupe.
Winnie finalmente le confiesa a su hija su vida en China, cómo confundió el amor con el abandono de si misma, cómo las ancestrales costumbres de su país donde una mujer le debía sumisión y respeto al hombre, la hunden en un abismo que parece no tener fin. Winnie había estado casada con Wen Fu, un hombre sin sentimientos que la humilla y la viola constantemente y que fue el culpable de la muerte de su primer hijo. Le cuenta a Pearl cómo este hombre la convirtió en un ser que no estaba vivo que sólo sufría dolor y cómo llegó el momento de huir cuando se hizo fuerte. Toda esta trama tiene lugar en los años anteriores a la segunda guerra chino-japonesa, a la que también llegaremos y seguiremos con la segunda guerra mundial.
Una novela bella.

14 comentarios
  1. Hilario
    Hilario Dice:

    Isi, hablando de casualidades, en mi último cumpleaños (hace poco más de un mes) me regalaron también “La ciudad de la alegría”. Lo estoy dejando para verano, donde creo que me entrará mejor.
    Eva, me alegra haberte ayudado a descubrir Mankell.
    Un saludo

    Responder
  2. Ascen
    Ascen Dice:

    Tengo que actualizar mi lectura y mis libros sobre cultura china, que está un poco abandonada por mí. Quizá este libro sea un buen comienzo.

    Responder
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Ascen, también te recomendaría, si me lo permites “el club de la buena estrella”, es precioso y de la misma autora, por eso confieso que tras haber leído dos y luego un tercero y haberme gustado tanto los tres, no dudo nunca en adquirir un nuevo libro de ella. Quizás algún día me canse como me pasa con todo;)

      Responder
  3. Isi
    Isi Dice:

    Jo qué casualidad! Justo ahora que habláis tanto de la ciudad de la alegría, mi madre me regaló el libro porque lo tenía repetido! últimamente hay muchísimas casualidades en los blogs, me encanta!

    Responder
  4. Maribel
    Maribel Dice:

    Hola Eva, este libro lo leí preparando un viaje a China, junto con Los Cien Sentidos Secretos, y más tarde me pasaron el de Un Lugar llamado Nada (más centrado en Birmania). Son libros agradables, que te trasladan a las costumbres del país, y en mi caso abren la puerta para indagar un poco más en la milenaria cultura china.
    Es díficil encontrar buenos textos que no caigan en el drama, ya que la historia china está plagada de tremendas experiencias.
    Aunque sea para tu madre lee “El Abanico de Seda”
    “Balzac y la costurera China”, de Dai Sijie también es un buen libro.
    Libros y viajes son mi pasión, así que si me pongo muy pesada me censuras, ¿vale?
    Un saludo

    Responder
  5. Ismael
    Ismael Dice:

    A mí me apetece más leer mankell o murakami, aunque es bonito lo que escribes sobre el libro, lo de que te devolvió la paz que buscabas. Acabo de comenzar la ciudad de la alegría, a ver qué tal…

    Responder
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Yo no he leído a ninguno de esos autores pero por el blog de “me encantan los libros”, el blog de Hilario si he conocido a Mankell y lo intentaré. Por otro lado, pues nada, que espero nos dejes tu comentario sobre la ciudad de la alegría y deseo que te guste tanto como me lo hizo a mí.

      Responder
  6. Hilario
    Hilario Dice:

    Me he perdido un poco con el argumento, pero igualmente necesito descansar un poco de los chinos, después del último libro de Mankell.
    Un saludo

    Responder
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Hilario pues lo siento sinceramente el haberme explicado mal. De todas formas si yo leo un libro de historia, luego intento que el siguiente no lo sea, si uno es asiático, el siguiente también intento que no lo sea, simplemente para no cansarme del tema.
      Un abrazo

      Responder
  7. Elwen
    Elwen Dice:

    Pues el otro día mi madre y yo vimos Un Lugar llamado Nada (si mal no recuerdo) de segunda mano nuevecito y nos quedamos con la duda porque no sabía si era un libro comercial más. Pero por tu buen juicio diría que más me vale ir el lunes a por él 😉

    Por cierto, al final mi madre tenía la Ciudad de la Alegría, así que la compensé con El Abanico de Seda (Lisa See) y Querido John (Nicholas Sparks)

    Responder
  8. Ale
    Ale Dice:

    a mi también me gusta Amy Tan, y leyéndola aprende uno de la cultura china…así es bonito, ¡ni se siente! jajaja
    Un beso,
    Ale.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario