,

Hypatia. La mujer que amó la ciencia

Supongo que aprovechando el tirón de la película “Ágora”, han visto la luz muchos libros sobre la figura de Hypatia de Alejandría y otros muchos se han visto reeditados. El que nos ocupa hoy fue publicado en 2004 y círculo de Lectores lo tiene actualmente en su revista. No sé si lo recordaréis, pero éste es uno de los regalos que recibí en mi cumpleaños. Qué pena me supone el ver que existen libros que vuelven a ocupar un lugar en las estanterías debido al éxito de una película (como podría ser en este caso “Agora” o aún más actual “La carretera”) en vez de por la categoría que el libro por sí solo tiene. Pero bueno, vamos a lo que nos ocupa hoy que es la reseña de este libro, que cuando me meto en estas diatribas me altero demasiado.

El libro “Hypatia, la mujer que amó la ciencia” está dividio en tres partes:

En la primera se comienza con el nacimiento de Hypatia, tras el parto su padre, el matemático teón, sale de casa comenzando en su paseo un recorridomental por la historia de Alejandría desde la llegada de ptolomeo I, mano derecha de Alejandro Magno y creador de la dinastía de los Lágidas, pasando por la llegada de los romanos y la pérdida del trono faraónico por la reina Cleopatra VII hasta llegar a los primeros conflictos con los cristianos y algunas de sus sectas existentes en la época como los parabolistas.

Con la segunda parte comienza la adolescencia de Hypatia, la novela nos relata sus primeros contactos con las matemáticas (deslumbrando a su entorno ya desde estos momentos) y su profundización en e. Nos habla de sus discípulos, entre los que destacará orestes, el prefecto romano de Alejandría, de sus “maestros” en las ciencias como por ejemplo Tales de Mileto (990 años anterior a ella). A medida de avanza la novela ya en la tercera parte, vemos cómo va creciendo la intolerancia, los odios, el fanatismo, la intransigencia. Conoceremos al patriarca Cirilo y a sus secuaces, autores del aberrante asesinato de Hypatia (me ha llamado la atención cuan edulcorado estaba el final en la película). Veremos cómo el conocimiento y el saber causan aún más miedo si este viene por parte de una mujer.

No quiero y no voy a entrar en este post en el conflicto de religiones, cada cual que lea el libro y que se forme sus propias ideas, ese algo sucedió en un momento determinado de la historia y que se ha venido repitiendo ciclicamente a lo largo del devenir del mundo.

Una novela con grandes paralelismo con la película, sin olvidar que es cinco años anterior a ésta, y que a mí me ha gustado bastante, aunque para algunos pueda resultar un poco lenta por tantos datos históricos como aparecen.

9 comentarios
  1. judith
    judith Dice:

    No vi la pelicula. Posiblemente, la razon es que no llego a Venezuela. Se ve muy interesante el libro. Tratare de conseguirlo, y gracias por la recomendacion. judith

    Responder
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Judit, fue una de las pelis que concursaron para representar a España en los Oscars de Hollywood, pero no lo logró, supongo que podrás conseguirla on line. Vale la pena. El libro, efectivamente, resulta muy interesante y enriquecedor al mismo tiempo.

      Responder
  2. @scen
    @scen Dice:

    Un libro excepcional. Yo lo lei y reseñé no hace demasiado y me pareció un trabajo excelente por parte del autor.
    Debo decir que lo leí debido a la publicidad de la película (que aún no he visto, pero que espero solucionar en breve) y ya en su momento, y ahora nuevamente, entono el mea culpa por desconocer totalmente la figura de Hypatia.
    Debo agradecer a Amenabar y a Pedro Gálvez el que me presentaran a esta fantástica mujer de la que se sabe tan poco y que debería ocupar un sitio mucho más importante en nuestra historia que el ocupa.
    Un beso.

    Responder
  3. Carmen
    Carmen Dice:

    No he visto la película, pero he leido el libro y me gustó bastante, no creo que si llego a ver la película me guste más qu el libro, casi siempre, las películas basadas en buenos libros, como es el caso me decepcionan. Respecto al escándalo que ha podido producir en algunos católicos, creo que éstos muchas veces adoptan la política del avestruz: creen que si no se enteran de las cosas, es que no han ocurrido, tienen poca fe en sú Fe, valga la redundancia.

    Responder
  4. Loquemeahorro
    Loquemeahorro Dice:

    Me pasa como a Jesús y Marina, aunque me molesta mucho eso de los libros con la portada de la película, etc, pienso que si una película sirve para que uno, o muchos libros sobre un tema se lean, es positivo.

    Sobre este tema solo conozco lo que aparece en “Los Egipcios” un libro de divulgación de Asimov, y la historia de Ptolomeos que sí que la conozco (más o menos, vamos)

    Responder
  5. Marina García
    Marina García Dice:

    La verdad es que tienes razón en cuanto a que hay libros que si no es por la película no saldrían al mercado pero bueno, como dice Jesús hay que ver el lado positivo 😛 En cuanto a la obra que nos traes me llama la atención (he de confesar que no he visto la película). ¡Besos!

    Responder
  6. Jesús
    Jesús Dice:

    Hola Eva. Qué no te de pena, porque es mejor que vuelvan a ocupar sitio en las estanterías por el éxito de una peli, a que no lo ocupen nunca ¿no?. Mira el lado positivo que siempre es más agradable 😉
    Un saludo.

    Responder
  7. Narayani
    Narayani Dice:

    Ni he visto la película ni he leído libros relacionados con Hypatia, pero la verdad es que es una historia que me llama mucho la atención. Terminaré leyendo algo de este tema seguro.

    Por otro lado tampoco a mí me gusta meterme en dar opiniones personales sobre religión, pero algo que tengo muy claro es que nunca he entendido, ni entiendo, ni entenderé el fanatismo que las rodea.

    Buen post 🙂

    Responder
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      Narayani, pues si me permites que te recomiende algo… Ahora con lo de la peli, han proliferado muchos libros al respecto, mira las fechas de las ediciones y elige uno que sea anterior a ella, si quieres más un libro que el guión de una película. Yo estoy de acuerdo contigo en eso de que ni entiendo ni entenderé los fanatismos de las religiones ni de las ideologías.
      Hombre, Jesús, viéndolo así, tienes mucha razón, yo y mi tendencia a ver la botella medio vacía…
      Marina, pues nada, si te animas nos cuentas a ver tu opinión ¿no?
      Lo que, pues yo no conocía nada, no sé porque me imaginaba que tras Cleopatra aquel mundo desapareció todo Alejandría, faro incluido.
      Carmen, opinión respetada.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario