Hijos de un Rey Godo

Esta novela que traigo hoy hasta este rincón, es la segunda parte de la que será una trilogía escrita por María Gudín y dedicada a los visigodos en España. Ya os presenté en otro post “La reina sin nombre” y hoy le toca el turno a “Hijos de un Rey Godo”.
En esta segunda parte conoceremos por dónde irá la vida de los hijos de Jana: Hermenegildo que en realidad era hijo de Aster, el rey Cántabro y Recaredo el que tuvo con el rey Leovigildo. En este segundo libro luchan por la unidad del territorio hispánico haciendo numerosas campañas contra el norte. En una de estas campañas el joven Recaredo conoce a Baddo que es la hermana de padre de Nicer (hijo que tuvo Jana con Aster y a los que debió abandonar en el norte para que no destruyeran los visigodos Ongar) . Esta será la historia de amor-desamor del libro.

Hermenegildo, por su parte, es para mí el héroe de la novela, llegado el momento discute con su padre –que en realidad no lo es– y se hace proclamar rey de la Bética y acuña su propia moneda. Al final se desencadena la guerra entre padre e hijo y finalmente este último murió por mandato de su padre.Estos, que son los hechos reales, la autora los novela magistralmente, añadiendo de su propia imaginación otros factores y otras razones para hacernos odiar a uno de los personajes y amar al otro.
Pasado el tiempo y a la muerte de Recaredo,  su hijo Liuva II se hace con el poder en Toledo pero al dejarse manejar por los grandes de la corte, este es derrocado y además pierde una mano y lo ciegan quemándole los ojos. Marcha al norte donde su tío Nicer le permite establecerse como ermitaño. Hasta allí va su hermano pequeño, Swinthila, a buscarle para que le dé más información sobre su padre y su tío Hermenegildo y sobre todo busca más información sobre la copa, la copa que ya en la primera parte tenía poderes sobrenaturales condenando a la muerte a aquel que bebiera de ella siendo una persona infame o dando la felicidad y el éxito a aquellos con el corazón limpio.
Una novela preciosa y de aventuras que enganchará a cualquiera. Aunque veáis muchos nombres y muchos parentescos extraños, no tengáis miedo porque se explica y narra todo perfectamente en la obra. Una novela ágil, bien escrita, entretenida y que además te explica al final lo que es realidad y lo que no, cosa que se agradece ya que nunca sabes hasta donde llega la novela y hasta donde llega la historia.


Si deseas recibir cómodamente más artículos como este puedes suscribirte por correo electrónico pinchando aquí

o también puedes seguirme a través de Bloglovin':
Sígueme en Bloglovin


12 pensamientos en “Hijos de un Rey Godo”

  1. Me gustaría hacer una pregunta y espero que alguien me pueda contestar:). Aún no he terminado hijos de un rey godo, pero he leído el resumen de astro nocturno, y me preguntaba si tenia algo que ver el segundo (Hijos de un rey godo) con el tercero (Astro nocturno). Gracias:).

  2. Me encantan los libros de María Gudín(sobre todo el primero: La reina sin nombre). Los relatos hacen que la historia sea muy atractiva e interesante, te hacen indagar más allá y entender todo lo que abarca la época en la que se basan las lecturas.

  3. Me he leido el libro ,esta muy interesante y en todo momento te atrapa en la lectura.
    Hay un dato que no me gusta,que en aquella epoca no existia y es que se trate al cantabro que esta en contra de los godos,de nacionalista.Cuando en realidad estaba defendiendo su territori del invasor.

    1. Thomas, si, efectivamente es conciudadana mía, es neurologa en el Hospital General de Ciudad Real y además una excelente persona a la que conozco por causas ajenas a los libros, por desgracia.

  4. Hola cariño, por aquí ando de nuevo, algo despistada, lenta, y desconcentrada, pero no me olvido de ti, ya lo sabes. Tu blog siempre es un buen recurso para encontrar libros maravillosos para leer…Un beso fuerte

  5. El Toledo de Leovigildo, la época más brillante del reino godo con las circunstancias añadidas de la conversión de su hijo Hermenegildo al catolicismo y la posterior de Recaredo con todo su reino, salpicada con un poco de misterio (la copa).

    Un gran libro.

  6. He leído también la reseña de la primera parte, y me apunto los dos, pues de vez en cuando me gusta leer novela histórica.
    Me parece muy interesante que al final expliquen qué es realidad y ficción.
    Saludos.

  7. Me gusta mucho ese último detalle, la verdad.

    El otro día vi los primeros capítulos de Los Tudor y pensaba ¿será esto verdad?, me refiero a lo de que los reyes inglés y francés se pegaron como niños de colegio en una reunión de alto nivel.

    Aunque mira, que se peguen ellos en vez de empezar una guerra.

Participa y deja un comentario