Hamlet.

Hamlet y el fantasma de su padre. Henry Fuseli
Hamlet y el fantasma de su padre. Henry Fuseli

Este libro lo adquirí en mi viaje de estudios a Inglaterra, allá por cuando yo tenía 24 tiernos añitos. En mi empeño por conseguir el aprobado de mi profesora, yo me intentaba esforzar por leer todos los libros en lengua inglesa que caían en mis manos, aunque no siempre con éxito, como es el caso. Lo compré porque estaba muy barato y porque en Ciudad Real por la época, no se encontraban libros en idioma original y mucho menos por el precio que se me ofrecía allí. Pero, bueno, pues que mi inglés sería suficiente para defenderme y poco más pero desde luego no lo era para leer a un Shakespeare, así que nuevamente y como me ocurrió con “Cumbres borrascosas”, el libro se acabó leyendo en español.

La obra tiene lugar en Dinamarca, en el siglo XII, su protagonista es el príncipe Hamlet cuyo padre, acaba de morir y curiosamente su tio y hermano de su padre se casa con la reina y madre de Hamlet. Con las características fantasmagóricas de la novela, el espectro del rey se le aparece a su hijo y le comunica que ha sido asesinado por su tio Claudio echándole veneno en el oído mientras dormía y pidiéndole  que le vengue.

En torno a este tema gira toda la novela, en ella apreciaremos sentinmientos tales como el temor o el remordimiento, la locura: real o fingida, la traición, la venganza…

La novela tiene entre otras las siguientes perlas:

– “El mundo está desquiciado, vaya faena haber nacido yo para tener que arreglarlo”
-“Presta el oído a todos pero a pocos tu voz”.
– “To be or not to be, that is the question” (ser o no ser, he ahí la cuestión)

Si deseas recibir cómodamente más artículos como este puedes suscribirte por correo electrónico pinchando aquí

o también puedes seguirme a través de Bloglovin':
Sígueme en Bloglovin


8 pensamientos en “Hamlet.”

  1. Pues yo, al contrario que Hilario, creo que es una obra de teatro (que no novela) con un desarrollo muy complejo del personaje principal: Hamlet, que en el famoso “to be or not to be” se debate entre si seguir viviendo o no, acaba anteponiendo su egoísta infelicidad a todo y a todos, utilizando esa venganza impuesta casi como excusa para sus acciones, y llevando a una tragedia final que sí podría haberse evitado.
    Eso sí, no creo que Shakespeare pensase en esta complejidad cuando la escribió, pues lo hizo, no lo olvidemos, para representarse de forma comercial.

  2. Me alegro de que te gustase este libro. Como muy acertadamente apuntan algunos comentarios, Shakespeare ha sabido como pocos dramaturgos desentrañar los más simples caracteres del ser humano. La finalidad última de la literatura es lograr el placer del lector o espectador y por ello me congratulo de que esta lectura te colmase en su momento (de hecho, lo hace cada vez que se vuelve sobre sus páginas).
    Ahora viene la regañina: es loable que en tu blog muestres tus experiencias vitales a través de tus lecturas, pero, por eso mismo debes exigirte algo de rigor: Hamlet es una obra de teatro, no una novela. Drama y narración son universos completamente diferentes.
    Dicho lo cual, mis más sinceras felicitaciones por tu blog.

  3. Recupero este comentario en el resumen de fin de año.
    Yo he visto la obra unas 3 veces, me sorprende el comentario de Hilario, porque a mí siempre me ha parecido que toca muchos temas, a veces incluso demasiados, como para no perderse un poco en todo lo que se dice.
    Y además… esa forma de contarlo, qué dominio del lenguaje, es una maravilla.

  4. Tengo que decir que para mí esta obra de teatro tiene más que ganado el reconocimiento universal del que goza (lo cual, por otra parte, tiene que ser por algo).

    Ya no sólo en “Hamlet”, sino en cualquier otra tragedia como “King Lear” o “Othello” (o incluso en comedias como “Como gustéis” (“As you like it”)), Shakespeare plasma a la perfección la esencia del ser humano. De ahí que sus personajes parezcan tener vida propia. ¿Quién no tiene momentos angustiosos de duda como el mismo Hamlet? Ser o no ser, hacer o no hacer, ir o no ir. ¿Quién no ha sentido celos, envidia, y todas esas pasiones tan negativamente humanas, como bien aparece en Othello?

    Me quedo con Harold Bloom, crítico literario importante norteamericano, cuando dice algo así como “Shakespeare te lee más que tú le lees a él” (la traducción es mía, de ahí que sea tan ponzoñosa!)

    Concluyendo, considero que Shakespeare trata las pasiones humanas como pocos autores lo han hecho.

    Gracias por esta entrada, Eva!

    1. ¡cómo me encantan estos comentarios tuyos en los que te extiendes tanto sobre un libro! se nota que lo has amado. Pues como puedes ver en otros comentarios, nuestra opinión no es generalizada pero sobre gustos no hay nada escrito y a mi también me gustó mucho, otros que megustaron fueron: “el mercader de Venecia” y Otelo. Pero si hablas de otros como “Romeo y Julieta”… supongo que también puede ser por la tradicción que existe. Un abrazo y muchas gracias por tus comentarios.

  5. Pues a mi me pareció un libro tremendamente simple y esquemático, trata los temas que dices, pero no me pareció que los desarrollará de forma satisfactoria. He de reconocer que el brillo de las perlas es auténtico.

    1. Hombre, pues no sé, a mi al menos me pareció relamente bueno, me gusta este sobre cualquier otro del autor. Pero cada uno tenemos nuestros gustos e intereses, yo, es cierto que también lo leí motivada por los estudios que estaba realizando asi que me llenó.
      un saludo.

Participa y deja un comentario