Ha muerto Labordeta.

Abro este post con la frase con la que Labordeta solía abrir sus clases al principio del curso en su instituto. “Estáis todos aprobados, podéis quedaros o marcharos”. Por supuesto esta frase tendría trampa pero…
Creo que fue un personaje entrañable para todos los que vivieron la transición (yo era demasiado pequeña como para darme cuenta de lo que estaba pasando) y un magnífico poeta y cantaautor (según me ha dicho mi amiga Carmen) que les trae algún recuerdo a todos los que pasaron del “no poder decir nada” a “de todo con libertad”.

Descanse en paz.


Si deseas recibir cómodamente más artículos como este puedes suscribirte por correo electrónico pinchando aquí

o también puedes seguirme a través de Bloglovin':
Sígueme en Bloglovin


9 pensamientos en “Ha muerto Labordeta.”

  1. Pues yo también he sentido mucho su pérdida pero me ha alegrado ver la despedida tan emotiva que ha tenido sobre todo de su gente. Yo lo conocía de oídas por la televisión sobre su lucha en la transición en su faceta de cantautor pero cuando realmente me enganchó a mí y a mi familia fue con su entrañable y magnífico programa “Un país en la mochila”,donde aparte de mostrarnos el paisaje nos mostraba también el paisanaje y como decía mi madre: ” Con qué gusto come y bebe este hombre”. Después vino su aventura con la Chunta Aragonesista en el Congreso de los Diputados y su famoso rifirafe con los Populares, por entonces muy crecidos con su mayoría absoluta, posteriormente el cáncer y algunos libros como “Memorias de un beduino en el Congreso de los Diputados” donde narra su experiencia política y el último que no he leído “Regular, gracias a Dios”.
    Se fue un hombre honrado, cuánto lo echará de menos su Juana.

  2. No considero a Labordeta “un político”, siempre lo he visto como un luchador por la libertad, un poeta a fin de cuentas; aun me recuerdo, siendo muy jovencilla, orgullosa de llevar sus LPs bajo el brazo para escuharlos con mis amigos; gracias a él, yo y muchos aragones, nos hemos sentido orgullosos de serlo.
    Y por cierto, Yo también creo que su Canto a la libertad, debería ser YA el himno de Aragón.

    Un abrazo !

  3. Yo, que soy bastante mayor que tú, sí que viví esos momentos de la transición con toda la emoción y la intensidad de la que sólo es capaz la juventud.
    Personas como Labordeta ensanchaban nuestros corazones y hacían que por ellos corrieran sentimientos como paz, justicia, libertad, hermandad, igualdad… y tantas y tantas que a veces decimos sin darnos cuenta del significado real que tienen.
    Le agradezco a él y a muchos como él, que hicieran que el destino y el bienestar de los demás, aparte del mío propio, no me sea indiferente.
    Puede marcharse tranquilo, con la seguridad de que su legado perdurará.

  4. Me he emocionado viendo el telediario…. Viendo cómo la gente no podía contener las lágrimas. Todo han sido halagos para este hombre que, efectivamente, luchó por la libertad y la igualdad. Es muy difícil conseguir algo que sólo él pudo conseguir: el binomio arte-política llevado a su máxima expresión de legalidad y buen hacer. Sería genial tener muchos hombres como él…..

  5. Se van yendo los grandes, suerte que siempre nos quedaran sus obras, sus canciones y sus programas, supongo que esa frase con la que iniciaba el curso, tenía más que trampa, pero supongo que reconfortaria a más de uno. En la transición yo era muy niña para darme cuenta de nada, voy descubriendo muchas cosas a traves de la literatura, y me gusta hacerlo asi

  6. Una buena frase para empezar cualquier cosa, es como decir quédate por gusto, por ganas de aprender y no por obligación. Sí una gran pérdida a mí me trae muchos recuerdos de una época dificil pero buena porque casi todos los jóvenes de entonces teniamos muchas ganas de luchar y de rebelarnos contra muchas cosas

  7. Una gran pérdida para la cultura pero sobre todo para la política pues Labordeta no solo era un histórico de la lucha contra el franquismo sino que en su reciente actividad política transmitía una imagen de honradez e integridad que no se veía ni se vé en todos los demás políticos.

    Curiosamente, como si el destino quisiera reunirlos nuevamente, un mes antes fallecía de la misma enfermedad otro histórico de la transición y de la lucha contra el franquismo: S.M. Don Carlos Hugo de Borbón Parma.

    Descansen ambos en paz y sean ambos eternamente recordados.

    Salud y Amistad.

Participa y deja un comentario