Flora Poste y los artistas

La secuela de “la hija de Robert Poste”, que su autora escribió muchos años después, ve la luz en castellano de la mano de la editorial Impedimenta.

En este caso, la hilarante y desenfrenada hija de Robert Poste, Flora Poste, es ahora toda una respetable señora. Casada con un reverendo y madre unos cuantos hijos. Atrás quedan aquellos años de locura y de inconformismo. Pero, esta aparente tranquilidad amenaza con desquebrajarse cuando recibe una carta en la que se le pide que vuelva a aquella granja, en la que tanto empeño puso por poner orden 16 años atrás, para que asista como relaciones públicas en un encuentro que tendrá lugar en el remodelado lugar, en Cold Comfort,  donde habrá un  encuentro entre los intelectuales y artistas destacados de la época.  Al llegar allí descubrirá, con gran frustración que ningún miembro de la familia Starkadder permanece allí y se verá inmersa en una lucha para conseguir el retorno de estos y a su vez  conseguir que el “famoso” encuentro se desarrolle lo mejor posible. Siendo los invitados un tanto especiales, cabe destacar por ejemplo el asceta iluminado junto a su aprendiz que no saben ni por donde le llueve o unos insufribles escultores que hacen unas esculturas casi imposibles, hay que tener en cuenta que el propósito de Flora es bastante difícil de conseguir.

Esta secuela carece de la frescura de su antecesora, así mismo los personajes secundarios que aparecen son muy numerosos y su anonimato para el lector, aunque al comienzo del libro se dice con que personaje real se corresponden, no ayuda demasiado a su comprensión porque excepto Picasso o D.H.Lawrence, el resto son del todo desconocidos para mí. De todas formas hay que tener en cuenta que en los diecisiete años de separación que hubo entre La hija de Robert Poste y Flora Poste y los artistas tuvo lugar uno de los hechos más horripilantes de nuestra historia cercana, la segunda guerra mundial y su duros años de post-guerra. Creo lógico que esta carezca de la frescura de aquella, no estaban los tiempos para bromas. De todas formas, Flora Poste y los artistas sigue teniendo el mismo espíritú crítico que su antecesora.

 

9 comentarios
    • Eva (Admin)
      Eva (Admin) Dice:

      En esta segunda parte, como ya he dicho Luisa, se nota el pesimismo existente tras haber salido de una guerra, así que si te animas a leer esta segunda novela tienes que tenerlo muy en cuenta.

      Responder
  1. Goizeder Lamariano Martín
    Goizeder Lamariano Martín Dice:

    Tengo apuntado el primer libro en la lista de pendientes desde hace bastante, a ver cuando lo lea y si me gusta, leeré este otro libro que, la verdad, no sabía que existía, así que muchas gracias por la información y por la reseña. Muchos besos.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario