Firmin

Firmin es una rata de biblioteca, nunca mejor dicho. Hijo de una rata, crápula y bastante borracha, y hermano de otros 12 animalitos similares. “Por accidente” su madre fue a parir en una vieja librería de un barrio de Boston (madre mía, me ha sonado a canción de Victor Manuel). El hecho de que su madre sólo tuviera doce tetas para amamantar y que sus hermanos fueran más espabilados y más voraces que Firmin hace que él se crie delgaducho y enclenque. A Firmin le da por los libros, primero se los come, luego se los lee. Uno a uno van abandonando el hogar materno -la primera su madre- y él se queda allí sólo con sus libros y estableciendo el primer contacto con la raza humana. De esta manera a lo largo de la novela veremos remarcados varios títulos de libros, nombres de escritores y obras musicales o títulos de películas de la época en los que Firmin calienta su mente algo poco común en los de su especie.

La narración tiene lugar en el Boston de los años 60, en un pequeño barrio que se ve obligado al abandono, una narración con un estilo bastante informal y cándido, diría yo.  Una rata depresiva y sin barbilla además de coja (pobre) que a mí no se me hace amistosa casi hasta el final del libro, supongo que por mi natural aversión a los roedores. Es una novela que en su profundidad habla de las diferencias, la pertenencia a un grupo y él como verse obligado a obrar según los cánones que se marcan.

¿Qué mas puedo decir? Me ha decepcionado, esperaba algo más, no sé qué,  pero no lo he encontrado. Me ha resultado en demasiadas ocasiones aburrido, simple, prepotente la ratita ésta… no sé,  simplemente que me ha decepcionado aunque me consta que es un libro que gusta y que quizás simplemente sea yo la que no ha sabido llegar al libro y no a la inversa.


Si deseas recibir cómodamente más artículos como este puedes suscribirte por correo electrónico pinchando aquí

o también puedes seguirme a través de Bloglovin':
Sígueme en Bloglovin


25 pensamientos en “Firmin”

  1. A mí me gustó el libro cuando lo leí hace meses, y lo he regalado en varias ocasiones.
    Es cierto que es fácil de leer. Pero yo creo que, debajo de la historia, hay bastante sobre las emociones y actuaciones de los humanos.

  2. ¡Hola Eva! pues a mi este libro me gusta mucho porque la ratita es una gran lectora y eso me parece adorable. El argumento flojea un poco al final, pero su cariño por nosotros (los humanos, el cómo nos describe me parece muy interesante. Me hiciste reir con eso de que parecía canción de Victor Manuel…no todos vemos lo mismo en un libro ¡sería aburridísimo! ¿no crees? que bueno que hay diversidad de gustos.
    Un abrazo fuerte,
    Ale.

  3. Pues a mí los roedores… tampoco es que me gusten mucho. No me gusta ni Ratatouille, ni Stuart Little, ni siquiera Micky Mouse. No sé si leer esta, pues el argumento me parece bastante entretenido.

  4. ¡Hola! Yo lo mantendré en la lista de deseos porque me atrae su argumento pero al menos, estaré prevenida. Por ahora estoy teniendo suerte con los libros de Reyes porque no me tocó uno tedioso pero quien sabe… ojalá no me equivoque. ¡¡Besos!!

    1. Marina, supongo que con lo que he tardado en contestar ya te habrás leído los de Reyes, ¡cuéntanos! Cuando te leas firmin, también nos cuentas porque madre mía la de opiniones diferentes que tiene el libro!

  5. Hola Eva, es curioso, con la de veces que he tenido delante este libro, no lo he leído, estoy con Loque, al final las expectativas nos condicionan. Que bien que hay debate!!
    un saludo 😉

  6. Lo que, en mi familia todos leemos y todos somos aficionados a la lectura.
    Carmen, ni ratones ni cualquier otro roedor y menos aún una rata, meto un salto que me lleva al cielo y un grito que atrono a todos los oidos de alrededor;)
    Believeinature, pues ya nos contarás, como puedes ver el libro le ha gustado a mucha gente.
    Isi, a mi me ha gustado poquito, me ha parecido una rata despresiva (normal, si nadie la entiende) y a lo peor es que no era un tiempo bueno para que yo lo leyera.
    Bookworm, pues si, para gustos los colores. Por ejemplo el libro que tú nos citas yo tengo ganas de alguien me lo regale o que yo me lo compre porque he leído muchas críticas buenas.
    Hierba roja, pues te digo igual que Believeinature, ya nos contarás que aquí todos son comentados buenos menos mi reseña jijiji.
    Narayani, no he visto ratatuille pero sé qué peli es y de que va. Efectivamente, este libro me parece original pero no me ha llenado a mi gusto.
    Javier es bueno tener opiniones diferentes, así podemos hablar más jajaja. Pues no, no me recomiendo “el lamento del perezoso”, en el marcapáginas que tenía el libro venía la caratula de este libro y yo la miraba diciendo”Si crees que te voy a leer….”
    Ismael, lee todos los mensajes y verás las opniones de todo el mundo, la mía es la única que es diferente (como esta pobre rata)
    Zeberio, yo lo leí porque efetivamente quería pasar un buen rato, cambiar mi ritmo de lectura, pasar de asesinatos, de cristianos, de judíos, de edades medias, de barrocos durante un tiempo pero… no he conseguido lo que quería. En fin.
    Jesús, efectivamente, este libro creo que no está catalogado como un libro juvenil pero creo que si podría ser un buen libro para los adolescentes, así que mi opnión particular es SI.
    Amylois, pues ya sabes, te pasas por aquí y nos comentas.
    Un abrazo a todos/as.

  7. Aunque deduzco por lo que dices en la reseña (“…en su profundidad habla de las diferencias…”) que no es un libro juvenil, sin embargo aquello de que sea un protagonista animal (repugnante o no) me lleva a la duda. Por tanto la pregunta queda ahí ¿Es, o puede considerarse, un libro juvenil?
    Un saludo.

  8. Estoy de acuerdo en que el libro no termina de culminar, pero mi opinión es contraria en lo demás. A mí me gustó mucho su forma de narrar la vida de la rata, y mucho más la ironía con la que describe sus intentos de comunicarse con la raza humana.

    En fin, es un libro que yo sí recomiendo, aunque no me parezca imprescindible. Es de estos libros que hacen pasar un buen rato y que, además, proporciona bastantes referencias de otros autores interesantes.

  9. Hooola!! jajaja me encantó lo de la canción de victor manuel, jajajaja!! pues el caso es que no lo he leído pero tenía ganas por lo que dices, que es un libro que suele gustar bastante. después de tu reseña me lo pensaré… jejeje.
    besitos!!!

  10. Por una vez, creo que es la primera, no estoy de acuerdo. A mi me ha parecido tierno, fácil de leer y me ha hecho pensar en la vida simple, sencilla, sin sobresaltos que puede llevar cualquiera que nos cruzamos por la calle. Y todo desde el punto de vista de una rata que es el animal más odiado en esta sociedad.

  11. A mí me dejó un sabor agridulce. Por un lado me gustó bastante la historia, la idea original por así decir, era buena; por otro lado hubo partes que se me hicieron un poco pesadas y en un libro tan cortito creo que no debería pasar eso.

    ¿Habeis visto Ratatouille? Pues para mí Firmin es igual que Remy, el protagonista de la peli, pero cambiando los fogones por los libros 🙂

  12. Tengo ganas de leer este libro, porque por lo general he leído buenas críticas. Me ha gustado tu post (cuentas lo suficiente pero no demasiado para saber de más a la hora de leer la novela).

    Saludos.

  13. ¡ja,ja! Los gustos literarios son un misterio. A mí este libro me gustó mucho y a mi hermana le horrorizó, de hecho fue ella quien me lo prestó, pero mira, a mí por ejemplo no me gustó nada “84, Charing Cross Road” y es un libro que entre lectores triunfa casi al 99%, así que ¡qué le vamos a hacer!
    Como siempre digo cada lector es un mundo.
    Un beso

  14. Pues a mí sí me gustó. No te podría decir por qué; simplemente Firmin era tan tierno que le cogí cariño, claro que a mí los roedores no me disgustan. Él quería tener amigos y poder hablarles sobre libros, lo que pasa que, como era diferente, jamás pudo…

  15. Que se hace pesado no te lo discuto pero a mí lo que me pareció una delicia del libro es ese amor por los libros (valga la redundancia). Firmin es un lector al que el resto de su familia no comprende su afición y amor hacia el papel, y en muchas ocasiones me sentí identificada.

Participa y deja un comentario