,

Entrevista a Luis García Jambrina, autor de La sombra de otro

Luis García Jambrina

Comienzo la semana con una nueva entrevista. En esta ocasión es al autor de La sombra de otroLuis García Jambrina. Si leísteis la reseña (si no lo hicisteis podéis hacerlo aquí) sabréis que la novela me gustó muchísimo y que disfruté una barbaridad con su lectura. Por todo ello hoy os traigo la entrevista al autor. Ya veréis, es muy interesante.

Primero fue Rojas y ahora Cervantes, ¿qué te lleva a escribir sobre escritores de otras épocas?
­En el caso de Cervantes, siempre me fascinó su vida novelesca, la complejidad de su figura, su genialidad, sus miserias, sus misterios, sus luces y sus sombras… Su vida estuvo llena de peripecias, viajes, experiencias, aventuras e intrigas. Al final, acabó pobre, ninguneado y fracasado a pesar del éxito del Quijote. Por otra parte, me llamaba la atención que se hubieran escrito muy pocas obras de ficción sobre él, a diferencia de lo que ocurre con Shakespeare en el mundo anglosajón. De modo que llevaba mucho tiempo con ganas de escribir una novela que lo tuviera como protagonista, pero solo después de haber escrito varias novelas y muchos cuentos me he sentido seguro para llevarlo a cabo. Lo que he querido es humanizarlo y poner de relieve sus contradicciones, lo que, a mi entender, lo hace mucho más atractivo y verosímil.

Todos hemos tenido la oportunidad de conocer en el Instituto la sufrida vida de Cervantes pero tú has ido más allá, has hurgado aún más en la existencia de tan ilustre personaje. ¿Has tenido que documentarte mucho? ¿Te ha resultado difícil?
La sombra de otroNaturalmente, me he documentado mucho sobre su vida, su época y su obra; también sobre las ciudades en que vivió. Lo más novedoso fueron las pesquisas en torno a Antonio de Sigura. En las estudios y biografías sobre Cervantes, es muy poco, casi nada, lo que se nos dice este personaje; de hecho, se tiende a despreciarlo y a minusvalorarlo y, por lo tanto, a despacharlo en unas pocas líneas o en una nota a pie de página, pero, según parece, llegó a ser un arquitecto o aparejador real de cierta importancia. De modo que decidí seguir su rastro, con la sana intención de sacarlo de la oscuridad y colocarlo en primer plano; de rescatarlo de su purgatorio y redimirlo de alguna manera. Por lo demás, fue un proceso casi detectivesco. Al final encontré noticias sobre él en algunos trabajos de carácter académico sobre arquitectura española de la época. Gracias a ellos, conocí algunos datos y aspectos de su vida y obra que lo hacían muy atractivo.

Citas, en alguna que otra ocasión, yo diría que anecdóticamente a Shakespeare. ¿por quién te decantas tú, por Cervantes o por Shakespeare?
Imposible decantarse. Para mí son dos escritores de alguna forma complementarios. Cervantes es el mejor narrador de toda la Historia, el padre de la novela moderna, y Shakespeare el mejor dramaturgo y un grandísimo poeta. Son los dos autores que más han logrado profundizar en el alma humana. Son creadores de mitos. Nada humano les es ajeno. Les debemos tantas cosas…

De Antonio de Segura se sabe muy poco, apenas su nombre. ¿Cómo surgió la idea de hacerle coprotagonista de tu novela?
Yo quería contar las peripecias de Cervantes desde el punto de vista de un personaje de su época, de alguien que lo hubiera conocido y tratado, y nadie mejor que ese Antonio de Segura o Sigura al que Cervantes dejó malherido en su juventud, después de un duelo, algo que cambió para siempre su vida. Para muchos cervantistas, ese individuo es poco menos que un mindundi, apenas una nota a pie de página, pero, según parece, llegó a ser un arquitecto o aparejador real de cierta importancia. ¿Y si el motivo de la famosa pelea hubiera sido la envidia, el odio, la rivalidad?, me pregunté. Y de ahí nació la novela, de un conflicto muy potente contado desde una determinada perspectiva, la de Antonio de Sigura, encarnizado rival de Miguel de Cervantes, al que odia y admira a partes iguales a causa de la envidia, y, a la postre, único conocedor de todos los entresijos de su vida, incluidos los pasajes más oscuros de la misma, que en este libro quedan de alguna forma explicados y debidamente integrados en el conjunto. Es, en definitiva, la vida de Cervantes contada por su peor enemigo.

Leyendo La sombra de otro, recreada en el siglo XVII, curiosamente me he visto en el siglo XXI y estoy hablando de corrupciones, ¿querías hablar de la situación actual de nuestro país o por el contrario es simple casualidad?
En mis novelas siempre me gusta que el lector pueda establecer analogías entre la época en cuestión y el momento presente. En todo caso, no he tenido que esforzarme demasiado, la verdad, pues esa época nos brinda numerosos paralelismos. En cuanto al aspecto al que aludes, hay que decir que, en la novela, nos encontramos nada menos que con el duque de Lerma, que es el gran paradigma de la corrupción en España en todos los sentidos. Su decisión de cambiar la sede de la corte de Madrid a Valladolid dio lugar a una gran especulación inmobiliaria, de la que él fue el mayor beneficiario.

¿Crees que fue el hambre quien empujó a Cervantes a levantarse una y otra vez de sus cenizas?
Por supuesto, pero más aún el pundonor, la ambición y el afán de superación. En este sentido, es un modelo de cómo lograr sobreponerse al fracaso.

Consigues emocionar al lector con esta novela ¿pretendías tocar la fibra sensible?
Sí, claro, ese es siempre uno de mis principales objetivos, y más en este caso, con unos personajes tan potentes como los de Cervantes y su antagonista y con unos temas universales que a todos nos conciernen, como la envidia y la admiración, el odio y el amor, la amistad y la rivalidad, el triunfo y el fracaso… Sin duda, es una novela llena de emociones, pasiones, sentimientos…, así como de peripecias, conflictos, aventuras, intrigas…

¿Has leído la obra de Cervantes?
Soy un devoto de Cervantes desde la adolescencia, cuando no pensaba que iba a estudiar Filología. De hecho, fue la lectura de su obra la que me llevó a interesarme por el autor, y no al revés. Desde entonces, soy lector asiduo de algunas de sus obras: el Quijote, claro, pero también las “Novelas ejemplares”, los entremeses y “Los trabajos de Persiles y Sigismunda”, y ya, en menor medida de las demás obras.

Desde tu punto de vista, ¿es Cervantes El Quijote o hay algo más allá de la famosa novela?
Claro que hay algo más; para empezar, las mencionadas Novelas ejemplares… Y también su propia vida. Por cierto, para Cervantes, su libro preferido era el “Persiles”.

En la primera parte de tu novela nos presentas al escritor como una persona prepotente y presuntuosa, ¿Fue realmente así? ¿en qué te has basado?, ¿le bajó la vida los humos?
Lo presento así de joven. Luego la vida lo fue cambiando. Pero hasta el final de sus días tuvo ramalazos de soberbia, tal vez para protegerse.

La sombra de otro

Curiosa la idea que lanzas de que Cervantes fue, entre otras muchas cosas, espía ¿crees que es plausible?
Estoy absolutamente convencido, y eso explica algunos hechos de su vida, como sus intentos de fuga de Argel o su misión en Orán. No soy yo el primero que lo plantea. En esto me he hago eco de algún biógrafo y de algún historiador. En la novela he tratado de dar cuerpo y verosimilitud a esa conjetura en relación con el contexto histórico y la peripecia vital de Cervantes, desde la óptica de Antonio de Sigura.

En agosto se descubrieron cuatro textos inéditos de Cervantes que le sitúan en un lugar donde los biógrafos e historiadores no le situaban. Así mismo, meses antes comenzó la búsqueda de los restos del autor en el convento madrileño de las Trinitarias ¿Casualidad u oportunismo ante la cercanía del centenario de la segunda parte del Quijote?
Es lógico que, cuando se acerca un centenario (en este caso, son dos seguidos, pues en 2016 se celebra el de su muerte), se generen noticias y proyectos de todo tipo. En cuanto a los textos aludidos, hay que decir que no tienen demasiado interés y, por lo tanto, no cambian nada. Sobre la búsqueda de sus restos, lo único que se me ocurre decir es que a buenas horas, mangas verdes. Por otra parte sé que andan las pobres monjas Trinitarias soliviantadas con tanto ir y venir y querer remover los huesos que hay bajo la iglesia del convento. Así que más valdría que dejaran de buscar reliquias, que no están los tiempos para malgastar el dinero público en tonterías.

¿Crees que goza de buena salud la novela histórica?
Yo creo hay algunos autores que tratan de dignificar y renovar el género. El problema es que se publican muchas novelas históricas que no son tales o que carecen del más mínimo rigor histórico y calidad literaria.

¿Qué le dirías a los seguidores de La historia en mis libros para que se animen a leer La sombra del otro?
Les diría que, en mi novela, he tratado de mostrar la vida –y la época– de Cervantes desde una perspectiva compleja y actual, dejando ver sus diferentes caras y facetas, sus logros y sus debilidades, pues yo creo que Cervantes tiene mucho que decirnos todavía y, además, puede ayudarnos a recuperar la autoestima como pueblo o como cultura. Y es que ahora, más que nunca, necesitamos contemplarnos en el espejo del Quijote y en el que nos brinda la vida de su propio autor. Vivimos una época de crisis, no solo política y económica, sino también cultural y de identidad, y precisamos agarrarnos a asideros muy firmes para salir a flote. Entre otras cosas, los españoles necesitamos recuperar la autoestima como pueblo o como país o como lo que sea, y Cervantes podría ayudarnos mucho en esto. Él y el Quijote deberían ser nuestro principal referente en estos tiempos oscuros.


 Luis García Jambrina Luis García Jambrina (Zamora, 1960) es un escritor español, doctor de Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca y profesor titular de la misma. También es crítico literario en el suplemento cultural del diario ABC. Director de los Encuentros de Escritores y Críticos de las Letras Españolas en Verines. Escribe relatos cortos, cuentos novela y ensayo. En novela, ha cultivado géneros muy distintos, como la novela histórica (en El manuscrito de piedra y El manuscrito de nieve, en torno a la figura de Fernando de Rojas) y la novela policiaca (en En tierra de lobos).

Fuente de la imagen de Luis García Jambrina: Ediciones B

7 comentarios
  1. Margari
    Margari Dice:

    Como ya te comenté en la reseña, es un autor que me gusta mucho así que me ha gustado leer esta entrevista. Con más ganas de leer su última novela me dejas.
    Besotes!!!

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] actual, Ahí tenemos al mítico Alatriste de Pérez Reverte o al Cervantes de La sombra del Otro de Jambrina,  y Malo sabe aprovechar la oportunidad que la Historia le brinda escribiendo esta novela para la […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario