Entrevista a Isabel Allende. El juego de Ripper. Parte I

Entrevista a Isabel Allende (I)

En el incomparable marco del Hotel Ritz en la plaza de La Lealtad en Madrid Isabel Allende se reunió junto a 10 blogueros de toda España el pasado 23 de enero. Yo tuve la suerte de ser uno de ellos y compartí la reunión, el acto, el café, la entrevista o la rueda de prensa junto a otros cuatro blogueros.

Aquí os dejo la primera parte de una extensa entrevista que pudimos realizarle entre los cinco. Isabel se mostró en todo momento cordial, sencilla, cercana y muy amable. El regusto que me ha dejado en la boca no puedo decir más que cuatro días después aún me dura. Gracias Isabel

¿ Se ha visto influenciada por algún escritor de novela negra para escribir esta novela?
Yo vivo con un escritor de novela negra y duermo con él, esas cosas se pegan por ósmosis (risas). Vivimos hablando de asesinar al prójimo, es el único tema en la casa. Yo creo que en ese sentido, si hay una cierta influencia pero no soy verdaderamente lectora de novela negra entonces no te podría decir quién puede haber sido mi influencia para prepararme para escribir esto, que lo escribí en 2012. Pensé, bueno ¿ qué es lo que está de moda en este género? Y estaba  Stieg Larsson, Jo Nesbo,… la de los escandinavos, entonces me leí como tres o cuatro y me di cuenta de que no es el género en el que puedo escribir para nada pero me sirvió un poco para meterme en la onda.

¿Y porque hay ese cambio de registro?
Mira casi todas mis novelas han sido un cambio de registro. He escrito novelas históricas, memorias, sagas familiares, novela policíaca… Incluso escribí un libro sobre la lujuria y la gula o sea que he escrito de todo, una trilogía juvenil también. Esto era un experimento más de los muchos que he hecho. Siempre estoy experimentando.

¿ Cuánto se ha divertido escribiendo esta novela?
Mucho, como loca. Porque en el fondo es completamente ficción, no te lo puedes tomar en serio así que tal y como los chicos están jugando para resolver los crímenes y van un paso por delante de la policía porque tienen esta actitud lúdica ante la investigación así me divertí yo jugando al escribir esta novela. Hay mucha ironía entre líneas o sea le tomo el pelo al género.

Parte del contenido sobrenatural que ha tenido en ocasiones también sigue estando aunque sea una novela negra, ¿es realmente la sal de la vida el ver que hay algo más allá de lo evidente?
Cuando uno habla de estas cosas en América Latina se llama realismo mágico, cuando pasan en California es medicina integral, o astrología u otra cosa, así que esto que sale en el libro era completamente realista en el lugar donde yo vivo. A mi marido le diagnosticaron una enfermedad terminal, como la medicina tradicional no podía hacer nada por él recurrimos a todo esto, reiki… hasta la astrología, lo único que faltó fue el psiquico que se conecta con las mascotas muertas, eso fue lo único que faltó y mi marido está perfectamente bien, y en este proceso conocimos a mucha gente que practica todas esas artes o ciencias o como lo queréis llamar, entre otros una mujer que se llama Ana Cejas, Argentina, que me sirvió de modelo, de inspiración para Indiana. Entonces me imagino que esto, una realidad que te toca vivir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En su novela aparecen inmigrantes ilegales varias generaciones, daños colaterales de las guerras de Estados Unidos, el estado posterior de los soldados cuando vuelven a casa. ¿Quería usted hacer algún tipo de denuncia en su libro?
No, nunca, en ningún libro quiero hacer una denuncia, siempre quiero contar una historia que me importa, pero todas mis historias están firmemente enclavadas en una realidad, no flotan en un limbo, siempre hay una realidad política o social que le da el contexto a lo que estoy contando y en el caso concreto de esto cada uno de los personajes tiene una historia y esa historia es realista por ejemplo, la señora que trabaja en mi casa viene una vez a la semana a limpiar se llama Elsa e igual que la persona que sale ahí como Elsa es una inmigrante ilegal que tiene hijos en esas mismas condiciones, cuyas hijas tienen un servicio que limpia casas que se llama la cenicientas rosas, yo no me lo inventé, eso existe. Cuando estoy contando una cosa que está situada en esa parte del mundo todo esto me interesa, si tengo un personaje que es un soldado, como no voy a mencionar el trauma que sufre el victimario muchas veces.

¿Qué hay de Isabel Allende en los personajes de la novela?
En general hay ciertos personajes que se me repiten en las novelas porque esa gente que me interesa, yo creo que yo aparezco entre líneas siempre porque por algo estoy escogiendo ese tema y vivo eso, escribo eso, pero en general también busco un modelo que me sirva para crear un personaje que sea lo suficientemente complejo, contradictorio, con sombra, con luz, con matices, como somos la gente y que no me quede una caricatura plana. Por ejemplo Ana Cejas sirvió para el personaje de Indiana, busqué a un Navy Seal yme fui a Washington y pasé tres días con él para inspirarme. Por supuesto que lo recreo pero ya tengo una persona que me da la base que es muy importante, ahora estoy yo solamente la elección de los personajes ahora yo creo que la relación que yo tuve, y digo tuve porque mis nietos están ya todos en la universidad, (y suelta un cariñoso exabrupto) cuando éramos chicos yo tengo una relación con ellos, como la que tenía el abuelo con Amanda, así que ese personaje podría estar inspirado en mi.

¿ Porque empiezas tus libros siempre el 8 de enero?
Ahora por disciplina, al principio por superstición porque había empezado La casa de los espíritus el día 8 de enero de 1981 y fue un libro muy afortunado, entonces el segundo lo empecé en la misma fecha por cabalas, para atraer la suerte y el tercero también, y ya después me dio miedo cambiar la fecha porque como le había ido bien a los tres primeros dije yo ahora no lo puedo cambiar pero después se me complicó la vida y empezó la prensa, los contratos, después la fundación… Cada vez más ruido de afuera, entonces si yo no me pongo una fecha para comenzar no podría escribir. Una fecha en la que me retiro del mundo, me encierro y me pongo escribir y el 8 de enero es perfecto porque es después de las vacaciones, después del Año Nuevo, de la Navidad, cuando los niños vuelven a la escuela y es el invierno en que uno se mete para dentro. Sólo me dedico a escribir, no le hablo a nadie, es la epoca en que todo el mundo me quiere.

No puedo dejar de pasar por alto la pequeña puya a las 50 sombras de grey que le metes en el libro. Eso vino a la hora de escribir por demasiado ruido del otro libro…
Hay muchas puyas, hay también puyas para los escandinavos… Hay una parte en que Amanda dice a su abuelo “ponte a escribir una novela de crímenes, es muy fácil,  haz esto, esto y ya, esta es la fórmula”, me burló de muchas cosas y entre otras le meto esa pequeña puya a ese libro porque valía la pena hacerlo no porque me haya caído mal el libro, lo empecé a leer pero no…

La mayoría de las personas que nos siguen a nosotros y que leen son mujeres sin embargo aunque hay muchas escritoras como usted, el reconocimiento muchas veces se lo llevan los hombres ¿ quiere eso decir que la literatura todavía quedan retos para que la mujer lo pueda conseguir?
Una mujer, en cualquier área, tiene que hacer el doble esfuerzo que cualquier hombre para obtener la mitad del reconocimiento, en el caso de la literatura o de cualquier proceso intelectual es mucho más difícil todavía. En Chile por ejemplo, cualquier muchachito de 19 años que esté escribiendo sus memorias es respetado y yo que estoy escribiendo hace 30 años tuve que ganarme el Premio Nacional de Literatura para que mis colegas y críticos me respetaran. Entonces cuesta mucho, esta cuesta arriba porque ya se sabe que más mujeres que hombres le ficción y que le gusta leer lo que escriben las mujeres, eso ya lo saben los editores… Entonces hay un campo que se va viendo cada vez más.

¿Cree que el cambio de estilo le gustará los lectores que la han seguido desde siempre?
Yo no creo que hay un cambio de estilo, hay un cambio de tema, un cambio de género. Pero la gente que lo ha leído lo primero que me dicen es que se reconoce mi voz en el primer párrafo y eso el primer párrafo salió a tirones porque yo no tenía ninguna experiencia en escribir esto, entonces con mi marido no nos mostramos lo que escribimos pero nos contamos cosas, entonces el primer día yo pasé todo el día escribiendo y en la noche nos sentamos a tomar un vaso de vino, Willy dijo ¿ cómo te fue? Y le dije ¡ bien! ¡ fue estupendo! Ya tengo el ambiente del barrio italiano de San Francisco y Willy me dice ¡no! ¡Es una novela negra! ¡Tienes que empezar con un muerto en la primera página! O sea que el primer muerto fue de Willy.

La novela para mí tiene dos partes muy diferenciadas que son los tres primeros meses con la vida de los personajes y la última que es como una carrera policiaca ¿era algo premeditado o surgió?
No, no premedito nada, no planeo nada. Me siento y escribo y se van dando las cosas. En una novela policial el autor debe saber todo lo que va a pasar para poder engañar al lector, plantar todas las claves, yo no sabía nada de todo eso sino que me senté y vomité el cuento y después tuve que volver atrás para plantar las claves para ordenarlo un poco no tenía nada planeado y ese ritmo acelerado se va dando, porque ya me lo habían comentado, yo creo que es propio de casi todas las novelas de este tipo en que primero se presenta la actriz y luego viene la acción. Si no tienes una acción acelerada pierdes el suspenso pero no lo hice intencionadamente.

(CONTINUARÁ)

13 comentarios
  1. Francisco
    Francisco Dice:

    Uy, esto se llama envidia sana, Eva. Entrevistar a una autora de este calibre en vivo y en directo tiene que ser todo un lujazo. De ella leí De amor y de sombra, una buena novela. Tengo pendiente El juego de Ripper. Espero impaciente la continuación de la entrevista. Besos.

    Responder
  2. Eugenia
    Eugenia Dice:

    Eva, me ha encantado, has estado genial, te admiro, creo que has estado a la altura del personaje que has entrevistado con preguntas muy interesantes.
    ¡ENHORABUENA! Un besazo

    Responder
  3. Ismael Cruceta
    Ismael Cruceta Dice:

    Creo que es una suerte poder charlar mano a mano con una escritora con su trayectoria, que durante tantos años se ha mantenido al pie del cañón y con tantísimo apoyo de los lectores. Enhorabuena por haber tenido esa oportunidad, Eva!!

    La verdad es que es curioso lo que cuenta, no tenía ni idea del estilo de esta nueva obra y me hace gracia que en parte sea como una especie de juego, o incluso de burla. He leído varios libros de la autora, algunos me han maravillado, sobre todo los primeros, los que están relacionados con la historia reciente de Chile (de amor y de sombra, la casa de los espíritus, paula)
    otros me han gustado menos, esa es la realidad.
    Esperaré la segunda parte de la entrevista.
    un besote!!!

    Responder
  4. Leo
    Leo Dice:

    Oh! Qué suerte! Qué honor y privilegio!
    Me ha encantado la entrevista!
    Aunque parezca raro aún no he leído nada de Allende y no se si al haber cambiado de estilo será mejor empezar con este o con alguno de los más famosos…

    Responder
  5. Carmen
    Carmen Dice:

    ohhhhhh que ganitas de seguir leyendo…. y ¡¡¡que envidia!!!!! sobre todo cuando te encuentras con personas así de cercanas, dará gusto hablar con ellas. Y desde luego no has tenido mal comienzo de año… en cuanto a intervenciones libreras se dice… besitos

    Responder
  6. Margari
    Margari Dice:

    Y más días que te tiene que durar ese regusto! Envidia sanita que te tengo ahora mismo… Me ha encantado la entrevista! Muchas gracias por compartir este momento con nosotr@s!
    Besotes!!!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario