,

Entrevista a Hugo Egido, autor de “Memorias de Bastian”

Entrevista a Hugo Egido, autor de "Memorias de Bastian"

Hoy entrevistamos al autor de la novela “Memorias de Bastian” que leí y reseñé el pasado mes de febrero. Su nombre, Hugo Egido. Su prólogo, escrito por Josep Borrell nos introduce ya en una novela que pone los pelos de punta. Hugo nos contará más sobre ella.

Hola Hugo, espero que te sientas cómodo con las preguntas que te haré, muchas de las cuales cobraron forma durante la lectura de tu novela.

Hola Eva. Seguro que sí. Me gustaría agradecerte la oportunidad de tener en tu blog otro espacio para mi novela. Encontrar “visibilidad” con tu primera novela es importante y no resulta fácil.

Una de los episodios de la historia más tratados a lo largo de la segunda mitad del siglo XX ha sido el Holocausto. Abordado desde distintos soportes, cine, series de televisión, documentales y, por supuesto, literatura. ¿Qué aporta “Memorias de Bastian” a lo ya escrito o filmado sobre el Holocausto?

Mi intención no era tanto realizar un retrato histórico de la época, sino contar cómo la llegada de Hitler al poder, después de unas elecciones democráticas en 1933, cambió para siempre el destino de millones de europeos. Mi intención era y es provocar en el lector una serie de reflexiones relacionadas con asuntos tan básicos en democracia como son la representación, la libertad en sus distintas configuraciones y, en definitiva, qué entendemos por democracia. Vivimos momentos convulsos en las democracias occidentales, producto de la crisis económica que está provocando sociedades más desiguales, con amplias capas de la población en situaciones de pobreza y con una clase media cada vez más depauperada (las clases medias en las sociedades modernas son garantes de estabilidad). Si, además, parte de las instituciones representativas (desde la cabeza del Estado hasta el Parlamento) son cuestionadas por su falta de sensibilidad o inoperancia o por la corrupción que asola a los partidos políticos (que son los que trasvasan representatividad a las instituciones), todo ello provoca el desencanto y la desafección de amplias capas de la población. Esto es muy peligroso para una sociedad ya que posibilita que tipos como Hitler puedan llegar al poder.

Además del alegato en favor de los modelos democráticos como la mejor forma de gobierno que hemos creado, la trama de la novela está centrada en la universidad, y esta es en sí misma una novedad, ya que poca narrativa relacionada con esta época se ha centrado en el mundo universitario.

Memorias de Bastian, de Hugo EgidoHas simultaneado personajes reales con ficticios. Creo, sinceramente, que el personaje de Reinhard Heydrich está muy bien tratado. ¿Por qué elegiste a este personaje y cómo te documentaste?

Heydrich es un personaje clave desde un punto de vista histórico en todo lo relacionado con el Holocausto. Heydrich era tremendamente inteligente y claro, cuando una inteligencia de este tipo está al servicio del mal, suelen pasar cosas terribles. No podemos concebir el Holocausto, su terrible dimensión, sin la figura de Heydrich.

¿Pero cómo preparaste la detallada descripción psicológica del personaje que los lectores leerán?

Primero de todo, documentándome. Quería mostrar al lector el retrato más fidedigno de la personalidad de Heydrich (que por cierto resultaba bastante poliédrica en sí misma). Porque además de inteligente Heydrich tenía otras muchas cualidades. Era un buen organizador, tenía inteligencia social (se sabía mover muy bien en un entorno lleno de lobos). Como otros jerarcas nazis era ambicioso, egocéntrico y fanático. Pero lo que le diferenciaba era su inteligencia y esto lo asemejaba a Goebbels.

Otra de los puntos que me han sorprendido mucho durante la lectura de la novela ha sido la descripción tan sistemática que haces del proceso que llevó a millones de seres humanos (principalmente judíos) a la muerte.

Los hemos visto en un gran número de películas bajar de los trenes a su llegada a los campos de exterminio y casi siempre nos hemos preguntado; ¿Pero por qué esa gente no hace algo, no se rebela contra ese terrible destino? Bueno, en la novela intento explicar cómo fue el proceso, cómo antes de la muerte física existe la “muerte social”, como con su maquinaria de propaganda consiguieron apartar y deshumanizar a un conjunto de la población que odiaban y querían exterminar (judíos, comunistas, socialistas, homosexuales, discapacitados intelectuales, etc.) de una forma fría y sistemática.

Hitler llegó al poder en 1933 después de que los partidos “tradicionales” fueran incapaces de configurar gobiernos que aportaran estabilidad al sistema. Después de esa victoria democrática de 1933 todo cambió. ¿Existe un paralelismo con la época actual?

Creo que no. Hoy vivimos en una sociedad mucho más compleja e interrelacionada, con instituciones supranacionales (como la Unión Europea) que precisamente fueron creadas para evitar las guerras que habían asolado Europa. Pero también vivimos hoy en una Europa que está recuperando pulsiones nacionalistas y extremistas que vuelven a ensalzar las diferencias y a generar un clima de recelo entre sus miembros. La crisis económica y las desigualdades (cada vez hay más distancia entre las rentas más altas y las más bajas) no está ayudando mucho, la verdad.

Toda la historia se centra en el intervalo temporal de 1936 a 1937, ¿Por qué has centrado la historia de la novela en esos dos años?

Quería que el lector se centrara en la historia que cuenta Bastian. Si la historia la hubiese llevado a 1938, con el Anschluss, o a 1939 con la invasión de Polonia y la declaración de la II Guerra Mundial, el lector se habría distraído. En 1936 el nazismo ya resultaba terrible para los ciudadanos que no pensaban como ellos, la represión, como narra la novela, era salvaje. Pese a ello, hacia el exterior el régimen seguía contando con poderosos aliados. Basta decir, a modo de ejemplo, que en agosto de 1936 se celebraron en Berlín los Juegos de la XI Olimpiada moderna. No hay que ser un experto en relaciones internacionales para darse cuenta que un Estado tiene que tener crédito internacional para poder organizar algo de este calado.

Presentación de "Memorias de Bastian". Hugo Egido con Josep Borrell, presidente del Parlamento Europeo entre 2004 y 2007.

Presentación de “Memorias de Bastian”. Hugo Egido con Josep Borrell, presidente del Parlamento Europeo entre 2004 y 2007.

El personaje de Bastian, que es el narrador de su propia historia, resulta un tanto vidrioso. He leído algún comentario de un lector que lo define como “tibio de corazón”. ¿Cómo ves tú a Bastian?

Con los personajes históricos he intentado ser bastante fiel a las conclusiones que sobre los mismos ha inferido la historiografía o la justicia. Con los ficticios, puedo decir que no quería una historia de buenos y malos. Como es lógico el lector, al concluir la novela, lo juzgara. Sólo puedo pedir que sean benévolos con él.

Dejaré a los lectores que descubran la novela por sí mismos. Sólo diré que el final de la misma es bastante bueno.

Muchas gracias Eva. Ha sido un placer que tengamos esta conversación y espero que a los lectores les interese esta entrevista en la que me he sentido muy cómodo.

Nos despedimos ya de “Memorias de Bastian” de la que, como ya os comenté en la reseña, os recomiendo su lectura.


Hugo Egido Hugo Egido (Madrid, 1970) Ha desarrollado su labor profesional en distintos sectores empresariales. En el mundo editorial y educativo, ha sido responsable de contenidos editoriales de una de las principales editoras educativas del país. Ha trabajado como director de cuentas de distintas agencias de marketing directo y relacional y en televisión en productoras de programas de entretenimiento y series de televisión. En la actualidad es director de una residencia universitaria en Madrid. Sociólogo de formación y antropólogo (está en ello) de vocación, ha colaborado con revistas especializadas con la comunicación política. Memorias de Bastian es su primera incursión en la novela.

Fuente de la imagen de Hugo Egido: edhasa.es

2 comentarios
  1. Natalia
    Natalia Dice:

    Leyendo este libro pensaba,no sin cierto temor, en la poca memoria que tenemos y en lo fácil que es ser un heroe desde nuestro cómodo sillón. Y pensé: cuanto habría en mí, de Bastian, de David Goldberg o de Heydrich.

    Responder
  2. Víctor
    Víctor Dice:

    Novela imprescindible. Te invita a reflexionar. A mi personalmente me impresionó como un personaje que podría ser tan corriente como cualquiera de nosotros, me refiero a Bastian, por temor, pueda tomar ciertas decisiones. Y es que el mundo lo mueve el miedo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario