Entrevista a Fernando Rueda, autor de “La voz del pásado”

Supongo que recordaréis una novela que os traje no hace mucho hasta este blog, “La voz del pasado“, una novela con la que disfruté muchísimo. Hoy os la acerco aún más con la entrevista que le he realizado a su autor, Fernando Rueda, para muchos conocido por su participación en programas de radio que constan con muchos seguidores como “La rosa de los vientos” o “Protagonistas”, también lo hemos podido ver haciendo alguna aparición en el programa de televisión 4º Milenio. El caso es que Fernando es considerado como uno de los mejores especialistas del mundo del espionaje. Espero que os guste esta nueva entrevista.
Antes que nada, Fernando, quería agradecerte tu amabilidad al contestar a estas preguntas en unos momentos en que sé que estás tremendamente ocupado: Muchas gracias.
Vamos a pasar a la entrevista:
– Fernando, ¿qué te llevó a escribir una novela sobre el espionaje español?
-Llevo toda mi vida escribiendo historias sobre espionaje real y me aventuré porque deseaba aprovechar las herramientas de la ficción para entrar en el terreno de los sentimientos, algo que no podía haber hecho hasta ese momento.
– ¿Puedes resumirnos en un par de oraciones, tu trayectoria laboral para poder comprender cómo has podido describir de esta manera el mundo de los agentes secretos?
-He dedicado toda mi vida al periodismo en dos vertientes: la investigación y la universidad. En ambas he trabajado duramente en la vertiente del espionaje.
– La mujer ocupa un lugar muy importante, en un espacio donde prevalece el sexo masculino, en tu novela. ¿existen esos sitios en el mundo real?
-Actualmente sí, pues la secretaria general del CNI es una mujer, Elena Sánchez. Pero nunca ha habido una directora de Operaciones, es decir, una jefe de los “James Bond” españoles, papel que en mi novela ocupa una mujer. Sin duda, las mujeres seguirán conquistando terrenos en el espionaje en los próximos años.
Ela Langares, la protagonista de tu novela, tiene un largo curriculum familiar en el mundo que nos presentas. ¿puede suceder esto así? ¿se ha entrado de esta forma alguna vez en el CNI? ¿era o es importante ser hijo o nieto de agente secreto?
-Históricamente, en el servicio secreto se entraba por tener un alto grado de fiabilidad, que lo daba ser familiar de militar o de espía. Las primeras mujeres que entraron cumplieron este requisito, pero en los últimos años este requisito ha dejado de ser la norma, aunque siguen entrando un buen número de familiares de agentes.
– ¿Por qué decides que una persona que ha estado trabajando en el espionaje confiese todos sus actos como lo hace el abuelo de Manuela Langares? ¿No son secretos que se deben guardar de por vida?
-Sin duda tienes razón. Pero la práctica diaria demuestra que es muy difícil guardar eternamente secretos que, además, pierden la necesidad que guardarse en las sombras con el paso de los años.
– Fernando, nos muestras unas descripciones de la España profunda de la guerra civil y de los años posteriores a esta que son inmejorables. Transmites el miedo y la oscuridad que los que vivieron esos tiempos confirman con sus testimonios. ¿queda algo por saber de aquellos siniestros años?
-Hay muchos ángulos por explotar. Yo lo que he pretendido es acercar hechos reales como la estancia en España del doble agente inglés y ruso Kim Philby, para retratar el mundo del espionaje en la Guerra Civil. Yo nunca había investigado sobre los espías en aquella época y la verdad es que me resultó un mundo apasionante que intenté reflejar en mi novela. Un mundo lleno de pasión amorosa, sufrimientos, engaños…
– Kim Philby, el espía inglés que resultó ser un agente doble, disfruta de un papel secundario muy importante en “La voz del pasado“. ¿Por qué elegiste a esta persona real para que ocupara un lugar en una novela de ficción? ¿Participó realmente en la Guerra Civil española?
Sí, Philby estuvo en España como periodista, aunque ya en aquellos años era un agente secreto ruso. Me parece un espía fascinante cuya vida demuestra los errores que cometían los servicios de espionaje: un hombre con una vida tan irregular –mujeriego, borrachín…- engañó a la Inteligencia británica durante casi 30 años sin que fueran capaces de descubrirle. Ese caso es muy difícil que se produzca hoy en día.
– En tu novela vemos como dos ex-agentes trabajan en la actualidad en una agencia privada que ofrece servicios de espionaje. ¿Es esta una tónica real hoy en día?
-Muchos agentes abandonan el CNI en una edad madura en la que saben mucho y tienen la posibilidad de ejercer de espías privados ganando mucho dinero. Muchos lo hacen.
– ¿Es cierto que se investigó a TODOS los “niños de la guerra” que volvieron a España?
-Efectivamente, fue una operación guiada por la CIA, que se hizo cargo de todos los gastos y contó con el apoyo de la Policía y los espías españoles. Querían descubrir a los posibles topos y recolectar toda la información posible sobre la vida en Rusia.
– ¿ Perseguías alguna finalidad con la publicación de este libro?
-Simplemente quería acercar el mundo real de los espías españoles a los lectores españoles. Que con cada página pensaran que eso que estaban leyendo podía haber ocurrido en la realidad. Además, quería pasearles por una sede, la del CNI, que es el lugar más secreto de España.
– Aunque creo saber la respuesta ¿con cuál de los personajes de “La voz del pasado” te gustaría compartir unas cervezas, unas aceitunas y una charla?
-No sólo con uno, sino con muchos. Pero los personajes que me parecen más apasionantes son el abuelo y Ela Langares. Sobre el papel y la vida de las mujeres del CNI hay todavía mucho que escribir. (¡Vaya! Me he equivocado! Yo pensaba en Philby…)
-¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Será novela o trabajo de investigación?
-Dentro de una semana, y esto es casi un secreto, aparece mi nuevo libro “Las alcantarillas del poder”, una investigación periodística sobre las 100 operaciones más importantes del CNI desde que fue creado en 1977 y hasta la actualidad. Espero que también te guste.
– ¿Quieres añadir algo para los lectores de La Historia en mis libros?
-Espero que disfruten con mis libros de espionaje tanto como yo cuando los escribí.

Ahora el Quick Test
• ¿E-book o formato papel? Papel…es una sensación especial.
• Primer título que recuerdas haber leído. “Príncipe y mendigo”
• ¿Con qué escritor que no seas tú te gustaría tomar un café? Con Javier Sierra, pero ya he tenido la suerte de hacerlo.
• ¿Con qué frecuencia lees? Siempre estoy con un libro, lo que cambia es el tiempo que tardo en leerlo.
• ¿Prestas tus libros? Me gustaría decir que no, pero en algunas ocasiones sí que lo hago.
• Libro favorito. Cualquiera de Julia Navarro.
• ¿Crees que son caros los libros en la actualidad? Sí, tajantemente.

Muchas gracias una vez más, Fernando, no sólo por haberme concedido tan amablemente esta entrevista sino también por haberme regalado unos momentos tan agradables con la lectura de tu libro. Recuerda que tenemos un café pendiente en tu, espero próxima visita a Ciudad Real.

11 comentarios
  1. Shanny
    Shanny Dice:

    Eva este libro yo lo quiero leer hace mucho!!! Que afortunada de haberlo entrevistado!!! Y claro… Julia Navarro es toda!!! Amo este autor!!! Ojalá que su libro llegue a Costa Rica, Besos!!!

    Responder
  2. Luisa
    Luisa Dice:

    Enhorabuena por la entrevista, Eva. Ya me llamó la atención este libro cuando lo reseñaste y ahora todavía más. Seguro que acabo leyéndolo.
    Un abrazo.

    Responder
  3. Goizeder Lamariano Martín
    Goizeder Lamariano Martín Dice:

    Este libro me lo ofreció la editorial y lo rechacé porque pensaba que no me iba a gustar, pero cuando leí tu reseña y encima ahora la entrevista, me has hecho dudar. Me ha encantado la entrevista, qué curioso lo de ser familiar para poder entrar, y si eres la oveja negra de la familia?? Jejeje. Muchos besos y enhorabuena por la fantástica entrevista.

    Responder
  4. Javier
    Javier Dice:

    Fernando es una de los especialistas en materia de espionaje, un gran comunicador, accesible y, además, uno de los compañeros de “fatigas” del gran Juan Antonio Cebrián.
    Para mi un referente en la divulgación y de la historia contada de otra forma.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario