, , ,

Draco. La sombra del emperador

Draco. La sombra del emperador, de Massimiliano Colombo

Draco. La sombra del emperador es la última novela de Massimiliano Colombo publicada por Ediciones B en España.

Nuevamente el autor nos vuelve a trasladar a la Antigua Roma aunque en esta ocasión ha cambiado la época. Ya no estamos en esa Roma imperial que con sólo nombrarla daba terror a sus enemigos sino que estamos en esa Roma cuya capital era Constantinopla, nos hayamos en el principio del fin de un imperio que fue dueño del mundo conocido.

La novela se sitúa entre los años 355 y 363 DC, cuando la religión de estado era el cristianismo y los antiguos dioses habían sido enterrados y prohibidos.

Draco. La sombra del emperador, de Massimiliano ColomboJuliano es nombrado césar de la Galia. Su primo, el emperador Constancio II, ha eliminado a todos los miembros de su familia que pudieran haberle arrebatado el poder o haberle hecho sombra.  Tras esta matanza sólo dejó vivo a un niño al que no tuvo miedo, un jovencísimo Juliano, un muchacho que creció estudiando filosofía y que temía ser asesinado, por veneno o por espada, en cualquier momento. Este muchacho temeroso, que creció deseando la muerte que le diera paz para dejar de temerla, un día fue nombrado césar y se le puso al frente de apenas 400 hombres. Fue una tomadura de pelo.

Victor, un franco que estaba bajo las órdenes de Constancio, es el que se encarga de enseñarle el manejo de las armas aunque en realidad tiene otra misión dentro del campamento del joven césar y es la de espiarle. El gran carisma, nobleza y sencillez de Juliano hacen que Victor caiga rendido a sus pies y se convierta en su más fiel amigo y escolta nombrándolo su draconarius, su Draco, su sombra.

No serán pocas las batallas en las que tengan que luchar estos dos hombres codo con codo, confiando el uno en el otro, ni menos los intentos de asesinato e intrigas que sufrirá el joven césar que nunca pidió serlo.

Nuevamente, Massimiliano Colombo vuelve a utilizar a un personaje histórico como centro de su novela, en este caso Juliano el Apóstata, sin hacerle protagonista de ella como ya sucedió con su Boudica en “El estandarte púrpura”. Nos sumerge hábilmente en una historia llena de traiciones, batallas, ambiciones y amistades. La ambientación es exquisita. A este autor lo mismo le da llevarte a la rebelde Galia como al desierto de Persia, se mueve bien donde quiera que esté.

En su historia, de nuevo aparece un amor y es que, al final, Massimiliano Colombo nos va a resultar todo un romántico porque en sus páginas siempre aparece una historia de estas, imposible o no, que le da cierto toque de romanticismo entre tanta sangre y luchas.

Victor, el personaje principal, tiene una única cara aunque puede tener varios perfiles. Muy creíble para el lector quien se acaba encariñando de un hombre tan… noble. Otro personaje importante dentro de la trama es Filopatros, miembro del séquito de Juliano. Cae bien al que le conoce a través de la lectura pero nunca se está seguro de si es un espía o no y es que por más que pasemos las páginas nunca encontramos solución a nuestra sospecha.

Nuevamente las escenas bélicas vuelven a ocupar un lugar importante dentro de “Draco, la sombra del emperador” y, otra vez, las descripciones son excelentes: asedios, batallas…. fácilmente imaginables gracias al arte del autor.

Massimiliano Colombo ha escrito una buena novela. Otra vez ha conseguido engancharme y enamorarme. Su pluma es elegante como pocas. Sabe de lo que habla y lo hace bien. No aburre ni mortifica. En esta ocasión me ha atrapado con un personaje que, a priori, no me llamaba la atención en absoluto al igual que el período en el que se desarrolla la novela y, sin embargo, creo que me ha gustado más que sus  dos novelas anteriores (“La legión de los inmortales” y “El estandarte púrpura”) y mira que disfruté con ellas. Si “Draco. La sombra del emperador” no está escrita con el alma, poco le falta.

No olvidéis el nombre de Massimiliano Colombo, le queda mucho ruido que dar.


Massimiliano Colombo Massimiliano Colombo nació en Bérgamo en 1966 y en la actualidad vive en Como. Apasionado por la historia antigua y los temas militares, en 1988 sirvió en la Brigada de Paracaidistas Folgore-II, una experiencia que fortaleció su carácter y su gran admiración por aquellos que, en distintas épocas históricas, vistieron uniforme.
Colabora con varias revistas especializadas, italianas y extranjeras. La legión de los inmortales es su primera novela y el gran éxito de público y crítica que ha cosechado lo ha afianzado como una de las voces más interesantes del panorama europeo de la novela histórica.

FICHA TÉCNICA
Portada Título Draco. La sombra del emperador
Autor Massimiliano Colombo
Editorial Ediciones B
Páginas 472
Año de edición 2015
Precio 20,00€ Cartoné / --,--€ eBook
ISBN 978-84-666-5600-9


Fuente de la imagen de Massimiliano Colombo: edicionesb.com © Angelo Guarracino

7 comentarios
  1. Angela Leon
    Angela Leon Dice:

    No sé si me gustaría. La verdad es que le época romana no me atrae mucho aunque luego me gustan en el cine. Una contradicción seguro pero es lo cierto. Algún día romperé esta manía seguro 🙂

    Bs.

    Responder
  2. Mar
    Mar Dice:

    Colombo es uno de mis autores imprescindibles. He leído todas sus novelas y coincido contigo. Draco es con la que más he disfrutado. Libro absolutamente recomendable si te gusta la novela histórica.

    Besos.

    Responder
  3. Mª Ángeles
    Mª Ángeles Dice:

    La verdad es que con esta no me animo. No me atraen las novelas bélicas así que no creo que la disfrutara como se merece. Gracias por tu reseña.
    Besos

    Responder
  4. Bibi
    Bibi Dice:

    Aunque , y no sé porqué, Roma se me resiste en cuanto a las novelas, quiero ponerme a leer sobre este período. No he leído nada de este autor, lo tendré en cuenta.
    Besos

    Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Publicado por Eva Maria Martin – La historia en mis libros […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario