,

¿Acaso no matan a los caballos?

acaso-no-matanCon motivo de la crisis que estamos atravesando, me acordé de este libro que leí hace ya algunos años. ¿Acaso no matan a los caballos? es un libro que esta situado en la gran depresión de los años 30 y en el que se respira el pesimismo y la frustración del momento. Se centra durante un maratón de baile en el que una de las concursantes, Gloria, harta de su vida y de buscar trabajo sin éxito, le pide a otro concursante, Robert, que la asesine para liberarla de su sufrimiento. Así Robert se verá inmerso en un juicio por asesinato del que seguramente saldrá una condena a muerte en la horca.

Me gustaría destacar el hecho que más me impactó del libro y es en la escena final, cuando el protagonista para autojustificarse después de haberle dado el tiro de gracia a Gloria para que deje de sufrir dice: “¿Ácaso no matan a los caballos?”.

Aunque la crisis nos este agobiando, a unos más que a otros y no quiero hacer aquí apología de nada porque este sitio no es para eso, ¡Cuidado con las decisiones tan drásticas! ¿eh?. El libro no me gustó, me resultó muy absurdo, aunque muestra la desesperación de una persona y la inocencia de otra, me pareció realmente idiota: primero el matarse a bailar para conseguir dinero y segundo el tomar una decisión tan radical que a mi se me presenta como un acto de cobardía. Pero cada cual ….

1 comentario
  1. Alexandra
    Alexandra Dice:

    Cada quién opina libremente sobre lo que se le antoja, y he aquí tu opinión sobre el libro… y como somos libres, yo opinaré también sobre el libro y sobre tu opinión. En efecto, es un libro duro, drástico, pero para juzgar un libro no debes ver las cosas desde una óptica moral tan superflua, hay que entender los sentimientos, frustraciones, dolores, contrastes, sufrimientos, etc. de la historia narrada, del escritor y de la época. Al leer este libro te das cuenta, desde un ángulo diferente, las consecuencias terribles de la depresión económica, que hacen perder la dignidad a los seres humanos con tal de tener donde comer o dormir, o acaso tu crees que los personajes se inscribían a los diferentes concursos porque eran tragicómicamente estúpidos? crees que bailar hasta casi desfallecer por ganar unos dólares es cuestión de un grupo de idiotas que quieren llamar la atención (seguramente hoy por hoy, en muchos casos, lo sea), pero en una época en la que te mueres de hambre, no crees que hacerlo es producto de una casi animal desesperación? El libro es super crudo, más de lo que parece que entendiste, tomando en cuenta que narra algo que pasaba en realidad. La decisión, por un lado, de Gloria (harta) y la actuación de Robert (inocentemente solidario), no se me hacen estúpidas por ningún lado. Se me hacen “simples”, dramáticamente simples… y me remueven, me conmocionan porque esa simplicidad da lugar a pensamientos- sentimientos más complejos en mi, sobre el drama, la lucha, el sufrimiento, la indiferencia ante la vida, etc., etc. Si leíste el libro hace muchos años, te recomiendo que lo vuelvas a leer, pues ahora seguramente lo harás con mayor entendimiento, comprensión y profundidad. Y te ruego, para luego criticarlo, no utilices lugares comunes como que “el suicidio es una cobardía”, o menosprecies los procesos mentales que tienen lugar para la toma de decisiones, argumentando que fulano, simplemente, es “un idiota” por haber matado, decidido o dicho tal cosa. Ve mucho más allá… si publicas un comentario, hazlo fundamentándote bien, pensándolo bien, entendiéndolo bien.
    Gracias!
    Alex

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario