¡Viva España …

y viva la madre que los parió!

En estos días España ha vuelto a ser una, nos hemos olvidado -los que hemos podido- de la crisis, hemos dejado atrás las hipotecas, las penas, la política… ¡y hemos sido fieles a la roja!

No debemos confundir el deporte con otros aspectos de  nuestra vida que siguen ahí, que nos quitan el sueño pero… ¡qué bonito ha sido! las ventanas y balcones forrados de esa bandera que en otras ocasiones nos da vergüenza lucir, todo el mundo con su camiseta roja en las calles, con las caras pintadas de rojigualda cual si indios apaches fuéramos.

7 comentarios
  1. Carlos
    Carlos Dice:

    Fue algo inolvidable. ¡España, campeona del mundo! Aún no me lo creo. Ya nos tocaba, después de tantos años buscando pasar de cuartos.
    Y Holanda lleva tres finales y aún no la han catado. A ver si aprenden a jugar al fútbol y no pegar tantas patadas.
    Saludos.

    Responder
  2. carmen
    carmen Dice:

    ¡ AHÍ LO PONE! No me gusta mucho el futbol, pero me alegro mucho, sobre todo por los que disfrutaís tanto con este deporte.

    Responder
  3. Tere de la Fuente
    Tere de la Fuente Dice:

    Inolvidable, irrepetible. Gracias por esos momentos tan felices.
    España unida… por unos colores.
    CAMPEONES!!! CAMPEONES!!! OEEEEEEE 000EEEEEEEEEE 0EEEEEEEE

    Responder
  4. Juanma
    Juanma Dice:

    Tenemos que felicitarnos porque hemos tenido la suerte de ver a nuestra seleccion nacional de fútbol ser campeona del mundo por primera vez en la histroia. Y lo siento por tantos y tantos españoles que se han marchado sin haberlo vivido nunca. ¡Vaya por todos ellos!

    Responder
  5. Leticia
    Leticia Dice:

    ESPAÑA, ESPAÑA, EO, EO, EOOOOOO….!!!!!
    Se me pegó ayer todo el dia…. jejeje. Yo le decia a mi Juan, que los recuerdos buenos de España, los llevo siempre, que hasta tengo ganas de volverme a las Canarias… Me lo estoy pensando, jejeje. Un besote!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Participa y deja un comentario